Por qué los filosofos

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 3
 
 

Mobile

  Por qué los filosofos dicen tantas pendejadas L. M. Gutiérrez - J. A. Deháquiz CONTENIDO Unas ideas del por qué de estos cuentos... 7 Viaje fantástico... 9 Los filósofos parecen niños Ese breve
Related documents
Share
Transcript
Por qué los filosofos dicen tantas pendejadas L. M. Gutiérrez - J. A. Deháquiz 2017 CONTENIDO Unas ideas del por qué de estos cuentos... 7 Viaje fantástico... 9 Los filósofos parecen niños Ese breve no sé Ñerda, qué las cosas son como uno las piensa!? Soy visto, luego existo No todos pensamos igual Por qué los filósofos dicen tantas pendejadas Luz María Gutiérrez de Coronel Jorge Alberto Deháquiz Mejía Primera Edición - Octubre 2017 Derechos reservados de autor Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio físico, electrónico o digital. ISBN: en trámite Fotografía carátula: Autoretrato Diseño y Diagramación: Impresión: ARMONÍA IMPRESORES LTDA. 5 UNAS IDEAS DEL POR QUÉ DE ESTOS CUENTOS Existe una especie de mito entre los maestros: Si los profesores escribiéramos todo lo que nos sucede en las aulas de clase se escribiría la verdadera pedagogía. Esta presunción se expresa en los momentos de remembranza de la actividad docente, pero especialmente cuando los educadores oficiales somos enviados a los famosos cursos de capacitación de las Secretarías de Educación. Es una forma de resistencia frente a esos mamotretos teóricos, de escritorio, de expertos que no conocen las dinámicas que se desarrollan en las aulas de clase. Algunos maestros han puesto sus experiencias educativas por escrito, empezando por Platón. O qué otra cosa son sus Diálogos? Mamotretos teóricos de escritorio o la expresión de una práctica educativa viva, concreta en los jardines de la Academia en la Atenas del siglo IV a.c.? Más cercanos en el tiempo son el Poema Pedagógico de Anton S. Makarenko, en el que se refleja el trabajo del autor durante quince largos años en la Rusia de los soviets, y El Profesor de Frank McCourt, en el que el autor narra cerca de treinta años como docente en un instituto de secundaria en Nueva York. Por qué los filósofos dicen tantas pendejadas es un intento somero de plasmar la experiencia pedagógica que ha representado la práctica del diálogo filosófico con jóvenes de los grados décimo y undécimo, valga decir estudiantes de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, en los últimos doce años. No es una reflexión pedagógica en el estricto sentido de la palabra, ni un diario de aula, ni, mucho menos, un tratado filosófico (sobre la educación). Estos cuentos son una idealización, como a lo mejor se presenta el acto educativo en los Diálogos de Platón, que reflejan, de alguna manera, momentos intensos de ese diálogo fructífero que se logra cuando la enseñanza y el aprendizaje se compaginan, o 7 como lo diría el psicólogo israelí Reuven Feuertein, cuando se da reprocidad en la intencionalidad del maestro, al momento de enseñar, y de los alumnos, al momento de aprender. Como toda idealización sólo muestra el lado positivo de la experiencia. El título recoge el sentir de muchos escépticos sobre la validez y alcance de la filosofía como forma de abordar los problemas del mundo y de la vida, que para muchos son sólo pendejadas, palabrería, discurso. El contenido de los cuentos intenta situar el filosofar como actividad central de la enseñanza en el aula, en la que todos, maestro y alumnos, se convierten en interlocutores válidos de las ideas que permiten construir conocimientos, consensos, argumentos y disensos sin necesidad de descalificar al que piensa distinto. Este contenido muestra, de alguna manera, los ricos aportes que hacen los jóvenes al momento de filosofar. La práctica que reflejan es un canto a esa máxima con la que la UNESCO designa a la filosofía: una forma de abordar los problemas universales que aquejan a hombres y mujeres por igual, y una forma de pensar y conocer que se sitúa en la médula del saber humano. VIAJE FANTÁSTICO El nuevo año escolar llegó con muchas expectativas, pues iniciar el grado décimo es todo un acontecimiento; definitivamente significa ingresar al club de los mayores en el colegio, a ese círculo al que todos miran y del que se esperan cosas sorprendentes y espectaculares. El grupo estaba un tanto nervioso. Con puntualidad inglesa ingresó el maestro de filosofía, ese señor entrado un poco en años, luciendo el peinado más universal de los mechudos de este mundo: una cola de caballo, algo canosa. Después del saludo protocolario del profesor vino la presentación del alumnado, que llamó su atención por lo variopinta: Angie Sarith; Yakner Sneider; Ahrdym Ahrzena; Briggitte Yulieth; Sirley Brighite, Huznabi; Enderson; Jomer; Herson; Sabelly Carolina; Sammy Jhou; Yurley Gissela; Marie Caroll Anne; Shannon Yasser; Shamir Yazid; Yagny Yisseny; Esmeralda Zareth; Lizeth Dayanne; Nicol Yirley; Lesly Michelle; Johaima Yulaine; Loreyne Eribeth; Sheila Yurley; Harwin Johan; Adriana Yeslendy; Wendy Katherine; Maciel Yaritze; Wendy Johanna; Anyi Magali; Raniel Felipe; Jessel; Ziara Yissel; Saray Solángela; Marcela de la O; Sommers Briggitte; Yefferson; Winner Andrew; Jarlinson; Yelitza del Pilar; y Roque Tulio. Se hizo un silencio profundo mientras el anfitrión se paseaba por el salón mirando fijamente con sus profundos ojos verdes a sus discípulos directamente a los luceros; algunos agachaban la vista, otros se sonreían nerviosamente. Se situó en la parte frontal del aula y con un tono de voz fuerte comenzó a declamar unos versos: Cuando partas hacia Ítaca pide que tu camino sea largo y rico en aventuras y conocimiento. A Lestrigones, Cíclopes y fiero Poseidón no temas, en tu camino no los encontrarás 8 9 mientras en alto mantengas tu pensamiento, mientras una extraña sensación invada tu espíritu y tu cuerpo. A Lestrigones, Cíclopes y fiero Poseidón no encontrarás si no los llevas en tu alma, si no es tu alma que ante ti los pone. Los chicos impactados por las variaciones de la entonación, expectantes lo seguían. Hermoso! Piensen en algo, una frase, una palabra, que les haya llamado la atención. Si les da un poco de temor hablar, escriban sus ideas y después las leen. Una chica de tez pálida salpicada de incontables pecas levantó la mano. Cómo te llamas? Shannon. Ítaca es como de los griegos? Alguien sabe qué es o qué significa Ítaca? Yo respondió una chica menudita de cabellos rizados, conocida por sus dotes declamatorias. Cómo es tu nombre? Caroll Anne, Ítaca es la isla hacia la que se dirige Odiseo después de la guerra de Troya. Gracias Caroll Anne. El maese con la mano devolvió la palabra a la pecosa. Me llama la atención que dice que no encontraremos monstruos, porque supongo que los cíclopes y los otros son seres horribles, si nuestros temores o miedos no los ponen delante de nosotros. Exploremos esa metáfora de los miedos. Cuáles podrían ser esos temores? La chica lunareja se encogió de hombros: Que no aprovechemos el tiempo o que pensemos que la filosofía es muy difícil, porque nos han dicho que hay que pensar y leer mucho. Teacher intervino Raniel Felipe, por qué dice que pidamos que el camino sea largo? Alguna hipótesis? Uno siempre quiere terminar rápido el bachillerato. El improvisado declamador soltó otra andanada de versos: Pide que tu camino sea largo. Que muchas mañanas de verano hayan en tu ruta cuando con placer, con alegría arribes a puertos nunca vistos. Detente en los mercados fenicios para comprar finos objetos: madreperla y coral, ámbar y ébano, sensuales perfumes tantos como puedas y visita numerosas ciudades egipcias para aprender de sus sabios. Caroll Ann visiblemente emocionada preguntó: Cómo se titula la poesía? Ah! Gracias por hacer esa pregunta. Se titula Ítaca, y fue escrita por el poeta griego Konstantinos Kavafis A mí me gusta declamar poemas precisó Caroll Anne. Pienso que el autor nos hace un llamado para que aprovechemos cada instante, cada experiencia del viaje. A mi mamá le encanta un 10 11 poema de Horacio en el que un adulto le aconseja a una joven que no sea loca, pues la vida es corta y hay que aprovechar cada momento de la vida, porque el mañana es incierto. Realmente conoces de poesía! La locución aprovecha el día en latín suena espectacular: Carpe diem. Esa frase está chévere, como para el prom! declaró Marcela de la O, la presidenta provisional del grupo. Ahí tienen esa hermosa frase, que es utilizada como eslogan en la película la Sociedad de los Poetas Muertos. Caroll Anne, qué significa entonces pedir que el camino sea largo? Que hay que aprovecharlo, que hay que detenerse en cada paso del recorrido. El maese recitó completamente el poema del escritor heleno e inició el cierre de la actividad: En una corta frase cada uno va a condensar o compendiar el mensaje que le dejan los versos de Ítaca. Para mí lo importante es tener el destino siempre en mente declaró Shannon. Las adquisiciones que vamos a hacer en el camino manifestó Roque. Que al final seremos sabios dijo Harwin Johan. Caroll Anne volvió a pedir la palabra: Estos versos me recuerdan los de Antonio Machado en Caminante no hay camino la recitadora hizo gala de todo su virtuosismo : Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar Los compañeros aplaudieron la calidad interpretativa de Caroll, quien se sonrojó un poco. Nunca he entendido bien eso de hacer camino al andar Raniel Felipe expresó su reparo al verso de Machado. Voy a poner un ejemplo, para lo cual usurparé la cátedra de religión de la profesora Matilda. Conocen la historia de Moisés y el paso del mar? Sí asintió el grupo. Esa es una historia alucinante: Hay unos esclavos que huyen de la opresión y de repente se sienten desprotegidos, vulnerables, cansados y, lo peor, en peligro de muerte, porque saben que sus antiguos amos están tras de ellos y no tienen a dónde escapar; frente a ellos hay una inmensa masa de agua. Los ancianos, que representan al pueblo, acuden a Moisés, su líder y le hacen un reclamo curioso: Acaso no hay en Egipto sepulturas? Por qué venir a morir masacrados en un desierto? No era mejor servir en paz a los patronos? Moisés les responde que se mantengan firmes y con esperanza. Eso debió sonar un poco cínico y demagógico, dadas las circunstancias y la desesperación de la gente. Pero él grita a Yahweh, su Dios; a Aquel que se le mostró allá en el monte Horeb, porque se da cuenta de la opresión y de los sufrimientos de los hebreos y quiere liberarlos, sacarlos de la tierra egipcia para llevarlos a una tierra que mana leche y miel. Pues es el momento de refrendar la promesa de la liberación. Entonces Yahweh le ordena a Moisés: Di a los israelitas que se pongan en camino. Sólo cuando el pueblo 12 13 comienza a andar, a avanzar, a hacer camino, Moisés cumple el mandato de levantar el bastón que tiene en las manos para que las aguas se desplacen y se forme una avenida; es el valor ante lo adverso o lo desconocido lo que muestra el sendero, la ruta, la travesía; pero hay que saber hacia dónde ir, hay que tener en la cabeza la tierra que mana leche y miel. Nunca me lo enseñaron así confesó Raniel, con cara de asombro. Fascinante! Después leeremos una historia parecida, un texto de Platón, el famoso Mito de la Caverna, que también habla de liberación y de ponerse en camino, pero con otros ingredientes. Ahora reflexionemos un poco sobre lo que hemos hecho. Hemos expresado nuestras ideas aseveró Huznabi, una chica de fenotipo caribeño. Cómo te sentiste al exteriorizar tus ideas? Bueno, al comienzo con miedo, porque creía que iba a decir cosas simples Sí interrumpió Yefferson, yo también tenía ese recelo. Alguien más experimentó sentimientos similares? La mayoría asintió levantando la mano. El filosofar, que es lo que estamos haciendo, implica confianza y que todos nos reconozcamos como interlocutores válidos; es decir, que en el diálogo los pensamientos de todos los aquí presentes tienen sentido, y es a partir de estos sentidos que vamos a construir conocimiento. Raro confesó Herson. Por qué te parece extraño? Siempre nos han dicho que los profesores son quienes nos enseñan; que ustedes tienen el conocimiento y nosotros venimos a aprender. Mi mamá me dice contó una chica alta y garbosa que ponga cuidado en las clases y que después repase en la casa. Tú crees que es suficiente con poner atención y repasar en la casa? Sí contestó segura Maciel Yaritze. Y cuando estás repasando, qué sucede en tu mente? Te dices: Ya repase y? Maciel se mostró un poco turbada; sonrió y reafirmó su posición: Sí. Te quedas tranquila, porque ya terminaste de estudiar, es decir, de repasar? Pues, sí. Quién más repasa en la casa lo que les enseñó el profesor? La mayoría levantó la mano. Están seguros insistió el interrogador que es suficiente con repasar? Ante el silencio, el señor de los ojos verdes volvió a Maciel: Qué significa repasar? Leer los apuntes La chica se mostró dubitativa y miró al grupo como gritando auxilio! Cuando estás repasando, es decir, leyendo los apuntes, piensas en eso que estas repasando? A veces no entiendo Y cuando no entiendes, qué sucede en tu mente? No sé, pregúntele a alguien más Maciel se sintió incómoda y con ganas de salir corriendo. El maestro se acercó a la joven, le dio una palmadita en el hombro y le pidió que respirara profundo y se tranquilizara. No podemos pensar si estamos ofuscados. Vamos a hacer una pausa y a estirar las piernas y los brazos. Todos se pararon a una y se escuchó un vocerío mientras se distensionaban; tras un breve momento volvieron a sus puestos. Durante el relajamiento escuché varios comentarios sobre qué pasa cuando no entienden lo que están repasando observó el moderador del diálogo. Me gustaría que compartieran esas conversaciones. Cuando no entiendo intervino Shannon, yo llamó a una amiga. Y antes de llamar a esa amiga y decirle: amiga, no entiendo esto o aquello, qué sucede en tu mente? No comprendo la pregunta A ver el docente hizo un intervalo, como organizando sus ideas. Estás estudiando y de repente dices: esto no lo entiendo. Corres inmediatamente a llamar a tu amiga? No. No corres reafirmó el de los ojos verderones. Por qué no corres inmediatamente? Comienzo a buscar para poder entender. Emprendes una búsqueda?. Sí. Qué orienta tu búsqueda? No entiendo alegó Shannon. Estas repasando la lección de biología en la que la profesora explicó la diferencia entre las células eucariotas y las células procariotas, y encuentras que dicha diferencia la establece la existencia de una membrana. De repente caes en la cuenta de que no estás entendiendo. Qué haces? Shannon mordisqueó el lapicero y acarició su cabello como mesándolo. Se sintió incómoda por el interrogatorio, pues era la primera vez que le preguntaban tanto en clase y no se trataba de dar una respuesta puntual. Se preguntó si sus compañeros estaban experimentando las mismas sensaciones que ella. Definitivamente es más sencillo que el profesor explique, poner atención y tomar apuntes, como aconseja la mamá de Maciel, o desarrollar un taller en grupo. Pero ahí está ante esa preguntadera! Eso es insoportable, insufrible! Qué mamera! Entró como en un sopor; el tiempo y el horizonte de sucesos parecieron congelarse a su alrededor y sintió caer o ser engullida por Gargantúa, el inmenso agujero negro de la película Interestelar. En un parpadeo recapacitó y advirtió que la clase era diferente, animada, novedosa, y que ella podía participar y aportar ideas que no eran rechazadas de inmediato, ni desvirtuadas, ni minimizadas, ni desdeñadas, sino moldeadas, perfeccionadas y mejoradas en el diálogo. El profesor sencillamente la estaba invitando a pensar. Qué difícil es pensar! A pesar de lo engorroso del asunto, ella iba a cavilar con cuidado las respuestas y a expresar con esmero sus ideas. Sí, él lo había dicho antes: todos somos interlocutores y hay que tener confianza en la palabra del otro para poder construir conocimiento. Si se equivoca no importa; los demás están ahí para identificar el error. Yo reviso aquello que no está claro para mí. Describe en detalle ese revisar lo que no está claro solicitó el inquisitivo señor En el caso de las células, primero establezco las características de cada una y si el problema está en que no entiendo qué es la membrana que las diferencia, busco qué es una membrana. Qué orienta tu búsqueda? Qué orienta mi búsqueda? La tengo! exclamó Harwin Johan, que captó inmediatamente la mirada del grupo. La pregunta; cuando yo no entiendo algo comienzo a preguntar. Excelente aporte, Harwin! exultó el profesor. Shannon, qué se esconde tras la pregunta? Una búsqueda!? contrapreguntó impresionada la caripecosa. Preguntar es buscar!? reparó extrañado Roque Tulio. Respondamos a Roque buscando sinónimos del verbo buscar. Averiguar. Investigar. Explorar. Escudriñar. Escrutar. Sondear. Rebuscar. Fíjense todas las palabras que han aportado ustedes. Shannon, cuando preguntas que intención tienes. Según lo anterior: busco, averiguo, exploro, investigo La pregunta lanza, impele, empuja a la búsqueda. La cuestión está en la actitud de quien pregunta y en el deseo de ponerse en marcha para emprender la búsqueda. No entiendo qué relación existe entre preguntar y la actitud de quien pregunta manifestó Shannon. Esto se está poniendo interesante dijo el maestro, como para tomar tiempo. Voy a contar dos cuentos muy breves. El primero: El segundo: Usted perdone», le dijo un pez a otro, «es Usted más viejo y con más experiencia que yo y probablemente podrá ayudarme. Dígame: dónde puedo encontrar eso que llaman Océano? He estado buscando por todas partes sin resultado». «El Océano, respondió el pez viejo, es donde estás ahora mismo». «Esto? Pero si esto no es más que agua Lo que yo busco es el Océano», replicó el joven pez, totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar en otra parte. Un estudiante preguntó al señor Keuner si existe Dios. El señor Keuner le respondió: «Te aconsejo que medites si tu comportamiento va a variar según la respuesta que se dé a esa pregunta. En el segundo cuento, que es del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, no vamos a discutir la existencia de Dios, sino que nos vamos a centrar en el consejo que se da al estudiante que pregunta. El profesor narró una vez más las dos pequeñas historias y cada uno se dio a la tarea de encontrar la relación entre la pregunta y la disposición de quien pregunta por emprender la búsqueda En el primer intervino Harwin veo a un pez tonto que no sabe qué está buscando. Esta historia del pez joven que pregunta dónde está o dónde encontrar el Océano, y no da crédito a la respuesta del pez viejo advirtió Huznabi, se parece mucho al momento en que Poncio Pilato le pregunta a Jesús Qué es la verdad?, y se va; no espera la respuesta. Harwin dice: el pez joven es tonto porque no sabe qué está buscando al preguntar; y Huznabi compara al pez joven con Pilatos que no espera la respuesta ante una pregunta que formula. Analicemos estas dos actitudes: la primera: no saber qué se está buscando; y la segunda: eludir o no interesarse por la respuesta. Profe, no sé cómo expresarlo se hizo con la palabra Raniel, pero cuando uno pregunta, a veces los compañeros lo miran a uno como si fuera el tonto o el bruto de la clase. Entonces, no sé qué pensar. Mi mamá habló la chica con pinta de modelo, como dije antes, sólo me recomienda poner atención en clase, pero nunca me sugiere que haga preguntas. Yo también he creído que estudiar es tomar notas en clase y repasar en la casa puntualizó Enderson, un chico con el rostro invadido con un acné nodular. Tenemos un ingrediente más en este debate puntualizó el maestro, quien extendió los brazos como señalando que se estaba ante un buen embrollo. Planteamos la cuestión de qué orienta la búsqueda que suscita la pregunta y la actitud de quien pregunta, y ahora se plantea el papel de la pregunta en el aula y si preguntar es propio de los torpes del salón. Quién tiene hermanos, sobrinos, primos o vecinos pequeños, entre los tres y los seis años aproximadamente? Yo empinó la mano una chica afrodescendiente. Cómo es tu nombre? Ahrdym. Yo tengo una hermanita de cuatro años. Te habrás dado cuenta que tu hermanita es una preguntona Sí! asintió la morena. Es desesperante; pregunta por todo y a todo momento.
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks