Nordesía. Las canciones están por encima de todo LIBROS

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 8
 
  Diario de Ferrol Domingo Año XIX / Número Las canciones están por encima de todo A CASA GRANDE, UN HERMOSO ÁLBUM DE JOÃO MANUEL RIBEIRO LUZ CASAL LANZA QUE CORRA EL AIRE, UN NUEVO DISCO
Related documents
Share
Transcript
Diario de Ferrol Domingo Año XIX / Número Las canciones están por encima de todo A CASA GRANDE, UN HERMOSO ÁLBUM DE JOÃO MANUEL RIBEIRO LUZ CASAL LANZA QUE CORRA EL AIRE, UN NUEVO DISCO CON COLABORACIONES COMO LAS DE JAIRO ZAVALA O EL TWANGUERO, Y CREACIONES PROPIAS. LA GUINDA LA PONE UNA VERSIÓN DE MARI TRINI. LIBROS CINE SANTIAGO SEGURA ESTRENA SIN RODEOS Y JENNIFER LAWRENCE, GORRIÓN ROJO MÚSICA JOAN MANUEL SERRAT REGRESA A A CORUÑA CON MEDITERRÁNEO DA CAPO Nordesía 30 Casa aberta ARMANDO REQUEIXO letrasatlánticas A CASA GRANDE Hércules Ediciones 12,82 euros Joao Manuel Ribeiro Téñome referido xa nalgunha outra ocasión á escrita do portugués João Manuel Ribeiro significándoa como unha das máis sobresaíntes do panorama infantoxuvenil (e non só) ibérico. Pois ben, a mellor confirmación do que a rmo atópase no feito de que moitos dos seus títulos foron xa traducidos a moi diversas linguas, por suposto tamén ao castelán e o galego. Entre eses destacados títulos vertidos ás linguas coo ciais no noso territorio cómpre contar dende agora A Casa Grande, un fermoso álbum para o lectorado máis novo que publica Hércules de Edicións da man de Ánxela Gracián, encargada de versionar o texto portugués aos idiomas de chegada. A casa grande achéganos unha proposta cativadora e moi imaxinativa, que parte dun desafío inicial tan utópico coma ilusionante: Un día, un home tivo o soño de construír unha Casa Grande, sen portas nin ventás, onde puidesen vivir os homes e as mulleres de todas as linguas, cores, razas, relixións e latitudes. O resultado é a descrición, en fermosa prosa lírica, dun construto soñado no que ningunha discriminación, exclusión ou inxustiza pode ter lugar, pois nes- ta Casa Grande calquera persoa pode habitar sempre que o faga con espírito solidario e respectuoso, integrador e positivo, e adopte a palabra común: a lingua universal da verdade, a lingua fraterna do amor. Nesta Casa Grande anhelada o silencio e a palabra son o pan de cada día para a fame de paz e de honestidade e a nenez é imperecedoira porque xogar é a forma feliz de vivir, de ollar e de entenderse. Máis aínda, na Casa Grande cadaquén sabe o que vale e o valor no se mide polo que se posúe o polo que se fai, senón polo modo como se está, se xoga e se vive. Neste reino ideal, a poesía é a música de todas as horas e o soño é a respiración de cadaquén, por iso o remate do libro non pode ser máis exhortativo: a Casa Grande é un fogar aberto a todo o mundo, pode ser a túa Casa, pode ser a nosa Casa. De nós depende, por tanto, habitala, darlle vida e perseguir sempre o que é xusto, verdadeiro e belo. Así pois, A Casa Grande é unha óptima mostra do que, dende hai un tempo, vimos chamando literatura para a educación emocional e noutros momentos se coñeceu como educación en valores. Tanto é así que, alén da innegable plasticidade e lirismo desta escrita, musical e harmónica, esteticamente moi ben traballada, non cabe dúbida de que o que nela predomina é a súa mensaxe, o esforzo por convidarnos a unha convivencia integradora, pací ca e amigable. En perfecto diálogo co texto de Ribeiro comparecen as suxestivas ilustracións de Ricardo Rodrigues, unha outra lectura deste emotivo manifesto de cidadanía, imaxes que non só complementan a escrita, senón que en non poucas ocasións a implementan, engadindo nova información visual suplementaria que estimula a interpretación enriquecida do tecido verbal. Non merece menor aplauso o excelente traballo de traslado ao galego e castelán (La Casa Grande) levado a cabo por Ánxela Gracián, tamén ela creadora infantoxuvenil amais de avezada tradutora, como aquí se demostra na uencia incuestionable das secuencias e períodos, na acaída escolla de adxectivos e ilativos, na consecución dunha pauta rítmica que transmite sonora rotundidade ao conxunto. Novo acerto, e notorio, o de Hércules de Edicións ao apostar pola dobre tradución de A Casa Grande, álbum magnífico, que non debería faltar en ningunha biblioteca escolar e, a poder ser, tampouco en casa ningunha aberta á boa literatura sen límite de idades. AGENCIAS RL Luz Casal está pletórica a sus 59 años. Tras casi un lustro de inactividad discográ ca, a la publicación el pasado año de su exhaustivo homenaje a Dalida le sigue ahora Que corra el aire, disco en el que, sin perder toque y sensibilidad, recupera el brío roquero de sus orígenes y exhorta al carpe diem. Hace años, básicamente a partir de 2007 (cuando por primera vez le diagnosticaron un cáncer de mama), aprendí que el hoy es lo importante. Tener referencias del pasado está bien para no perderte, igual que tener una proyección más o menos larga de tu futuro, pero me resulta incomprensible la cantidad de tiempo que se pierde en cosas que no salen adelante, señala. La explicación viene a cuenta de Días prestados, uno de los cortes de Que corra el aire, que se publicó ayer y constituye el primer material inédito desde Almas gemelas (2013) para María Luz Casal (Boimorto, 1958). Este es el mejor disco que he hecho en mi vida, a nivel de melodía, de letra, de sonoridad, de cohesión entre las canciones... A medida que lo grabábamos me daba cuenta que, pese a las diferencias que pudiera haber entre una morna y el homenaje a Mari Trini, el disco uye con naturalidad, presume. Gran parte del mérito lo tiene la elección del productor, Ricky Falkner. Fue un ash, ni siquiera sabía mucho de lo que había hecho hasta que empecé a trabajar con él, reconoce sobre este habitual de la escena indie, miembro de Egon Soda y responsable de discos de Love of Lesbian o Iván Ferreiro, entre otros muchos. De su mano, cortes románticos como el bolero Quise olvidarte viraron hacia el sarcasmo y las cuerdas cobraron una relevancia especial gracias al chaje de músicos de la talla de Jairo Zavala (Depedro, Calexico) o El Twanguero. La grabación se hizo en directo ( así lo pedían los temas, constata) y por allí asomaron referencias a Fleetwood Mac, Roy Orbison o la forma de tocar la guitarra de Jack White. Todo fue tan bien, añade, que incluso les sobraron días. Pero no todo es fulgor roquero. Como en cada disco de Luz Casal, la variedad es la norma. La tranquilidad la pone Meu pai, nuevo homenaje a su padre tras Entre mis recuerdos, que presentó hace años después de su muerte, limada ahora por el tiempo la aspereza del dolor. Cada vez me da más pudor expresar mis sentimientos a lo crudo, veo más interesante ser sutil. Me parece impúdico contar cómo vives o sufres muchas cosas, a rma, máxima que sirve para explicar por qué no ha escrito más canciones sobre el cáncer, el cual afortunadamente es cosa del pasado, aunque en este álbum no deje de abordar otras historias muy fuertes, como la de Lucas. Hace años que aprendí que el hoy es lo importante Hacia el nal del álbum se cuela su primera incursión en el género musical por antonomasia de Cabo Verde. Tengo un punto de insatisfacción constante, porque a la que estoy trabajando en una canción y avanzo un poco, me quiero ir a la otra esquina. En una de esas me senté al piano y me dije: Voy a componer una morna. El resultado no estaba mal y me animé a terminarla, cuenta. Que corra el aire lo remata Amores, el tributo a Mari Trini que interpretó en un concierto después del fallecimiento de esta gran autora y cantante, a la que en su opinión no se le han rendido su ciente pleitesía. De mujeres en la industria musical ha hablado recientemente en una entrevista con la revista Shangay, en la que reconoció haberse quitado varias veces en su vida manotazos y golpes en los genitales. LUZ CASAL ARTISTA Llevamos años en los que cada vez salen más mujeres, cada vez con una formación más sólida, como Morgan o Silvia Pérez-Cruz, pero el número de hombres es in nitamente mayor y yo siempre he estado rodeada de ellos. Si hubiese sido tío, sé que no habrían tenido el valor de decirme según qué cosas. Aún así, he sabido defenderme muy bien y nunca ha llegado la sangre al río, apostilla. En Que corra el aire, Luz se pasea con elegancia desde el rock de la canción titular hasta boleros marca de la casa como Quise olvidarte. Pero hemos conseguido que las canciones estén muy unidas y no te planteas si son de tal o cual género, de ende ella, para acto seguido recalcar que en la música, las canciones están por encima de todo. En la música, la importancia de una canción es capital y todo lo demás es secundario, insiste. Y aún profundiza más al a rmar que si una canción es buena te puedes olvidar del género, de su origen y de quien la ha compuesto, incluso de ti misma. El caso es que cuando cantas esa canción pasa algo y ese algo llega a gente muy diversa, resume, tanto re riéndose a la variedad de géneros como a esa mezcla de canciones propias con ajenas que conforman su nuevo álbum. Es que para mí la libertad es esencial. He hecho y grabado siempre lo que me ha dado la gana en las condiciones que me parecían más ideales dentro de mis posibilidades. Eso lo he demostrado casi de todas las maneras posibles. Cuando decidí grabar las canciones de Pedro Almodóvar es que quería hacerlo porque me apetecía ese reto como intérprete y mira las consecuencias, argumenta. En esta línea, con esa que durante mucho tiempo ha tenido la sensación de estar defendiéndose por sus decisiones ante los demás. De estar intentando convencer a los demás de que las cosas que hago son porque están fundamentadas, señala sobre su evolución musical, al tiempo que subraya que a estas alturas, a su juicio, ya ha pasado esa etapa. Por eso remata: Yo soy como soy, con las peculiaridades, las posibilidades que tengo como intérprete y como compositora y autora. Uno de mis objetivos principales siempre es hacer y cantar buenas canciones. Hay gente que ya acepta de manera natural que pases del día a la noche sin apenas intervalo. Después de todas estas re exiones, concluye Luz que lo que busca y le gusta es, en de nitiva, transmitir sensaciones y emociones, tanto con la música como con su voz, para lo cual se abre a todas las posibilidades que le pueda dar una determinada melodía. Si he cantado Loca veces, estoy segura de que todas tienen un detalle que las hace diferentes. Un giro inesperado de voz provoca cosas que sirven para que el músico haga otra cosa que tampoco estaba prevista y eso genera algo, remarca. Gracias a la experiencia de los 36 años transcurridos desde su primer disco, mantiene Luz una relación serena con el éxito, asegurando que para ella éste es tener un disco, poder presentarlo y contar con un número de conciertos importante tanto en España como en otros países. El éxito planetario es que me da un poco lo mismo ahora, continúa, soltando una ligera carcajada, para apostillar: Pre ero disfrutar de esto y transmitirle a la gente que estoy satisfecha del trabajo realizado, de los colaboradores, de haber conseguido expresar en letra y música algunos sentimientos. Y que tengo la suerte de que hay público que está esperando verme. El éxito es saber cada día que lo que haces le llega a alguien. Si le llega a 500, estupendo, y si llega a imagino que es más grande por el volumen. Pero llegarle a una persona ya me parece un éxito, dice. 31 laentrevista 32 And Marleen Malone got her gun VICENTE ARAGUAS SAFARI DE NOITE MARLEEN MALONE Edicións Xerais 17,10 euros Canso, pero que moi canso, de novelas feministas cheas de nachos malísimos ata a caricatura, os caracteres realistas, digo eu, deberán ter un aquel cando menos- de credibilidade, abordo (coa que está caendo calquera di entro) esta histora, Safari de noite (Edicións Xerais, Vigo, 2018), de Marleen MaLone con alegría. A que me promete o ton divertido (aínda que o de empoderarse sexualmente, que di a contracapa, sobre todo polo arrepiante verbo empoderar, calco do inglés empower, faga ciar os anseios lectores, reanimados no mesmo lugar- coa declaración de intencións da aprendiz de cazadora que só atende ao reclamo da súa crica ) do título do libro, da foto da capa, do nome, en n, da autora. Apoiada non sei o como, o canto, o onde pola poeta e narradora Iolanda Zúñiga (viguesa, de 1975). E por aí, por eses aires xeracionais das que non foron a máis guerra que a textual, da EXB e máis o BUP (digo isto a xulgar polas numerosas referencias culturais e intrahistóricas que se deixan ver no libro que teño á man), desta señoriña, Marleen MaLone, que sae de safari hetero ordeando as súas presas por E por aí, por eses aires xeracionais das que non foron a máis guerra que a textual, da EXB e máis o BUP (digo isto a xulgar polas numerosas referencias culturais e intrahistóricas que se deixan ver no libro) orde alfabética, cal facía a recentemente morta Sue Grafton. Claro que esta centraba o seu esforzo alfabético en novelas e MaLone (cunha axudiña, seica, de Iolanda Zuñiga) en capítulos dunha sóa. Destinada a clasi car aos homúnculos en bechocos para calmar a voracidade da parrata (outra denominación para o xenital femenino que aprendo neste compendio de homes abrecachas ) maloniana. Que máis ten que ver, seica, o apelido, digo, coa soidade que implica Lone, que coa vendedora de ameixas e mexilóns, que tampouco estaría mal, dublinesa, chamada Molly Malone. Daquela do A (de Apático) ao Z (de Zopilote), un pouco rebuscado este último, cruzamos con Marleen-Iolanda todos os desertos, os ermos, as fragas, as bouzas, da fodedeira (sen que se boten en falla as invocacións ao Pai Onán, aquel que segundo A. Machado sabía máis que Onán). Ás veces o retrato é cutre de máis, F (de Facha), un supoñer, ou sumamente divertido, G (de Gaiteiro, que plasta de suxeito!), ou forzadísimo, H (de Hebdómada), ou inexistente, Ñ (de Ñu, eu suxeriría de Ñoño, palabra que vén do latín, de nonnus, ancián, non se me alporicen, e aínda ía dar ben de xogo en materia maloniana). Mais hai momentos no que o ton non é tan pavero, agora non é de risa, e xorden re exions cun toque melancólico, o propio Zopilote, sen ir máis lonxe, que falan da ductilidade de Zuñiga, disimulen, de MaLone. A agora un toque impresionista. Lin este libro de corrido (non, non fago chistes, non é nada ereccional este libro, a mín ao menos non me alegró las pajarillas, que diría o Mestre Ortega) no comboio vespertino que leva de Marid a Ferrol. Tan ricamente. máislibros INVESTIGAR E NARRAR UNHA VIDA MANUEL ANTONIO. VIDA E MISTERIO DUN POETA GALEGO XOSÉ RICARDO LOSADA Editorial Galaxia, ,50 euros O poemario De catro a catro é un dos grandes enigmas da literatura galega case cen anos despois da súa publicación. O seu autor, Manuel Antonio, que se converteu nun mito literario e nun símbolo da vangarda artística, tamén é un dos grandes misterios da cultura galega. Nesta biografía, Xosé Ricardo Losada intenta resolver os enigmas que envolven a gura do poeta nunha aura sublime e, ao tempo, revolucionaria. Por esa razón, investigar e narrar a vida de Manuel Antonio son a mesma cousa, porque só a través da literatura se pode chegar a descifrar unha vida literaria. Co pulso áxil e intuitivo do narrador e coa querenza rigorosa e insistente de quen pescuda ata esclarecer os feitos, o biófrafo consegue introducirse na vida, compartir as ansias e pesadumes, os sentimentos e as ideas, descubrir os logros e fracasos do poeta. Máis alá das múltiples máscaras e máis alá dos mitos, destas páxinas xorde un Manuel Antonio vivo e real, o llo e o mariñeiro, o aventureiro e o lacazán, o poeta e o ser humano xuntos. TRALO FÍO DA PAIXÓN POLO ENSINO PIONEIRAS. GALEGAS QUE ABRIRON CAMIÑO ANAÍR RODRÍGUEZ RODRÍ- GUEZ NURÍA DÍAZ (ILUSTRADORA) Xerais. Vigo, ,50 euros Unha das primeiras correspondentes de guerra foi galega, tamén unha das primeiras navegantes, escritoras ou directoras dun xornal. Este libro fala de doce mulleres que conseguiron vencer as barreiras impostas ao seu xénero e dar os primeiros pasos por vieiros transitados ata ese momento só por homes. Mulleres reais e diversas que no seu día foron pioneiras en diferentes ámbitos e cuxas historias merecen ser coñecidas e postas en valor. Anaír Rodríguez (Vigo, 1978) licenciouse en Filoloxía Galega pola Universidade de Vigo e traballa dende hai anos como editora en Edicións Xerais, o que compaxina co activismo a prol da lectura na asociación Espazo Lectura, da que é socia fundadora. É coautora de diversos materiais de ensino da lingua galega E tradutora de obras da literatura infantil e xuvenil. F. Hernández: escritor entre sus fantasmas 33 LUIS ALONSO GIRGADO RELATOS PARA PIANO FELISBERTO HERNÁNDEZ Editorial Jus. México, euros Uruguay, pequeño país, gran literatura en la que se esconde un escritor impar, personalísimo y original, un inconfundible creador de relatos y de un par de novelas cortas a quien algunos amigos de Montevideo le sufragaron, en ediciones menos que modestas, la publicación de sus primeros escritos. Autor irreductiblemente minoritario, su misterioso mundo de cción se nos hace raro y constituye una manifestación de extrañamiento y rechazo frente a una realidad entorno que repudia y, por ello, metamorfosea con una visión en clave fantástica, dominio en el que deja su huella y se sitúa junto a Borges, Bioy Casares, Cortázar y muchos otros. Frecuenta los escenarios interiores, cerrados y oscuros, inquietantes, en los que objetos y cosas poseen aspectos y funciones que acaban en procesos de personificación. En la cosmovisión de sus historias, lo obsesivo e inquietante alternan con lo humorístico, pero también con el absurdo y lo visionario. Gusta de la narración en forma autobiográfica, en primera persona, y su prosa llega a adquirir un intenso trabajo retórico y estético pulido con esmero. Su narrativa se desarrolla entre 1940 y 1960 aproximadamente. Es literato fuertemente imaginativo de escritura demorada y detallista; por la índole de su actitud personal ante la literatura y, en concreto, por su propio quehacer, se le cataloga de autor secreto y de culto. Hasta los años cuarenta ejerció como pianista y compositor, actuando ya en cafés, ya en locales de cine mudo o en escenarios de Uruguay y Argentina. Su condición de pianista parece haber inspirado un libro que recopila una novela corta (Las hortensias, 1949) y cinco relatos más. Ese libro es en cuidada edición, con guardas ilustradas con partituras Relatos para piano (Ed. Jus, México, 2017) y no informa sobre su editor literario, responsable de la selección de los textos que, a juzgar por el título, tendrían que poseer algún resquicio o motivo musical. Lo raro es que solo Las hortensias poseen el anunciado requisito, ausente en todos estos relatos y presente, en cambio, en piezas como El caballo perdido (1943) y, sobre todo, Por los tiempos de Clemente Colling (1942), historia, ésta, de un pianista ciego y loco, aquí no seleccionadas. De los relatos escogidos es particularmente divertido Tal vez un movimiento, que acaso pudiera titularse Historia de un hombre que tuvo una idea y acabó en el manicomio. La veta humorística va in crescendo, desbocada hasta el nal. Por cierto que las ideas son vehículos de quebranto y obsesión para las perturbadas criaturas de Felisberto Hernández, que naufragan entre la enfermedad, entre manías y complejos, entre los extraños re ejos que desprenden las cosas y las sorprendentes relaciones sentimentales y familiares. Por su parte, Genealogía puede cali carse de cuento geométrico protagonizado por líneas y guras geométricas relacionadas de forma insólita y nalmente personi cadas. El encaje, la fusión vida y literatura están en la base de La envenenada, un relato criminal desarrollado en clave fantástica, que se mueve entre lo insólito y lo fantasmagórico. Como en otros textos, el escrito va en pos de la originalidad, y ello sucede asimismo en la historia de Juan Méndez o almacén de ideas o diario de pocos días, que igualmente busca sorprender al lector a través de narradores parlanchines, hacedores de discursos de elaborado y sobrado verbalismo que procesa en su propio autoanálisis, en su incisiva introspección. La locura, la propia escritura, los recuerdos, la improvisación de ideas y el desbocarse constante de la movediza imaginación son motivos de este
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks