Del Provincial, P. Louis Studer, O.M.I.

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 3
 
  Del Provincial, P. Louis Studer, O.M.I. Estimados amigos de los Oblatos, Los pobres se dirigen al norte, por lo que los Oblatos van hacia el sur, a su encuentro. Tal fue la imagen que vino a mi mente recientemente
Related documents
Share
Transcript
Del Provincial, P. Louis Studer, O.M.I. Estimados amigos de los Oblatos, Los pobres se dirigen al norte, por lo que los Oblatos van hacia el sur, a su encuentro. Tal fue la imagen que vino a mi mente recientemente al reunirme con el Arzobispo Francisco Moreno de Tijuana, México y presentarle un plan sobre el cambio de nuestra participación en su diócesis. Habíamos decidido devolver a la arquidiócesis algunas de nuestras iglesias mejor establecidas, que se habían vuelto muy confortables para los Oblatos. Es difícil describir como muy confortable a alguna de nuestras iglesias de misión en Tijuana. Los edificios y capillas son muy sencillos, algunas incluso de material de construcción desechado. En años recientes algunas de estas comunidades se han vuelto más auto-suficientes. Los laicos en ellas participan ahora activamente en la catequesis y formación en la fe. Este crecimiento nos llevó a decidir dejar algunos de estos vecindarios, en busca de lugares con mayor necesidad. Es por ello que los Oblatos nos dirigimos ahora hacia el sur. Estaremos trabajando con los pobres que llegan al área; personas del sur de México y América Central carentes de posesiones, padres en desesperada búsqueda de empleo, familias huyendo de gobiernos represivos. En el viaje de los Oblatos al sur, ustedes van con nosotros. Sus oraciones y apoyo son vitales y nos permiten ir a territorios de misión donde pocos desean estar. Juntos cumplimos las indicaciones de nuestro fundador Oblato, San Eugenio de Mazenod, de no dejar de intentar algo por el Reino de Dios. Agradezco sinceramente su generosidad y su deseo de caminar a nuestro lado en este nuevo trayecto. P. Louis Studer, O.M.I. Provincial, Provincia de los Estados Unidos Llevando la Vida Misionera al Extremo El Padre Roger Bergkamp, O.M.I. es gran conocedor del cambio climático. Durante su estancia como misionero en Brasil, el P. Roger nunca tuvo una cabra. Actualmente, como misionero en Alaska, necesita una la mayor parte del año. Aunque su entorno y ropa pueden haber tenido un cambio dramático en sus 52 años como sacerdote Misionero Oblato, el espíritu misionero del P. Roger ha permanecido sin cambios: encontrar a los necesitados y hacer de sus vidas algo mejor. El Padre Roger nació en 1937 en Arkansas City, Kansas. Creció en una granja cuidando ganado vacuno, porcino y gallinas. Cuando estaba en el 8 grado hubo una gran sequía en Arkansas City, por lo que el padre del P. Roger se empleó como carpintero y el P. Roger dejó la escuela por un año para atender la granja. Habiendo perdido un año de escuela y en realidad sin mucho interés en ella, el adolescente se sentía atrapado. Un Oblato llegó de visita a su área preguntando si algún joven estaría interesado en el seminario y el P. Roger vio la oportunidad de dejar la granja y su huella en el mundo. Solo ocho días después de la llegada del sacerdote de vocaciones a Arkansas City, el P. Roger iba camino al Seminario Menor de los Oblatos, Our Lady of the Ozarks, en Carthage, Missouri. El trayecto al sacerdocio no fue siempre sencillo. A los 18 años el P. Roger sufrió una enfermedad debilitante desconocida que inflamó las articulaciones de sus piernas. Tuvo que utilizar muletas por un año y debían extraerle periódicamente líquido de las articulaciones. En ese año de confinamiento, el P. Roger se volvió introspectivo, tratando de saber a qué le llamaba Dios en su vida. Después de su ordenación en 1964, el P. Roger solicitó ir a la misión Oblata en Recife, Brasil, pero sus superiores consideraron que era muy arriesgado para un joven sacerdote. Era una época difícil para los Oblatos en Brasil, acosados por el gobierno debido a su decidido apoyo a los pobres. Su primera asignación fue como profesor en el escolasticado de los Oblatos en Mississippi y posteriormente como Director Vocacional para el Medio Oeste. En 1972, al ser asignado a la Parroquia St. Thomas Aquinas en International Falls, Minnesota tuvo su primera experiencia del cambio climático. Conocida como la Hielera de la Nación, en International Falls la temperatura máxima en promedio en enero es de 15 F y una mínima promedio de -6 F. El Padre Roger trabajó nueve años en St. Thomas Aquinas, incluyendo seis años como pastor. En esa época se incrementó la participación de los laicos en la parroquia y se comenzó el programa TEC (Teens Encounter Christ/Encuentro de Jóvenes con Cristo) y programas de Encuentros Matrimoniales. En 1981, a los 44 años, por fin obtuvo la asignación que había soñado desde su niñez Recife, Brasil, ciudad al norte de la costa de Brasil, que sería su casa por más de 20 años. Brasil me cambió para siempre, dijo el P. Roger. durante mi estancia en el país me convertí en alguien muy diferente, creo que en una mejor persona. casa en ambos lugares. No es difícil encontrar a los pobres en Recife. En las áreas urbanas habitan en las favelas, donde las casas son un poco más que albergues improvisados de materiales de construcción desechados. En el campo, muchos viven en pequeñas comunidades de trabajadores de plantaciones de caña. El Padre Roger se sentía en En Recife, los Oblatos se habían hecho legendarios como campeones de los pobres. Constantemente se pronunciaban en contra de quienes estaban en el poder y se aprovechaban de los menos afortunados. El P. Roger se unió de inmediato, protestando contra las agencias gubernamentales, compañías de suministros y privadas. Fue expulsado varias veces y se atrajo algunos enemigos, pero consiguió muchos más admiradores. Al dejar Recife para ir a trabajar con los granjeros en las plantaciones en Jussaral (Jerusalén), realizó protestas en contra de los acaudalados dueños de las plantaciones, quienes vivían en mansiones, mientras sus trabajadores tenían viviendas de una sola habitación con pisos de tierra, sin electricidad ni agua potable. A pesar de su pobreza extrema, al P. Roger le sorprendía ver cómo las familias aún encontraban mucha alegría en sus vidas. Al trabajar en Brasil logré un mejor sentido de la humanidad global, dijo el P. Roger. El estilo de vida de los brasileños y su forma de celebrar la vida a menudo son más cercanos al Evangelio que en los Estados Unidos. Muy a menudo en los E.U. el valor de la vida se equipara al éxito; en Brasil, se equipara a la felicidad. El P. Roger conoció a muchas personas en Brasil a las que consideraba santos vivientes. Una de ellas era una señora llamada Colletta. Colletta, originaria de Francia llegó a Brasil como enfermera y eventualmente se estableció en Jussaral, donde se enfocó a mejorar la vida de las mujeres pobres y de las jóvenes. Construyó escuelas y dio albergue a los niños de la calle. El Padre Roger ayudó a Colletta tanto como le fue posible en sus ministerios, incluso construyó una pequeña capilla detrás de la casa de Colletta. Con frecuencia Colletta y el P. Roger estaban en la capilla rezando y planeando cómo llevar justicia a los pobres en Jussaral. La última vez que vi a Colletta me pidió la Eucaristía, dijo el P. Roger. Tomé su rostro en mis manos y le dije, Colletta, tú eres la Eucaristía! Con una gran sonrisa me dio un abrazo qué momento de Dios!. Tras más de 20 años de Momentos de Dios en Brasil, el P. Roger decidió que era hora de volver al norte, muy al norte. Después de un breve período en International Falls, aceptó el reto de trabajar en la Península Kenai en Alaska. Los Oblatos llegaron a la Península Kenai en Antes de su llegada, no había ningún sacerdote que viviera o trabajara de forma permanente en la península, con cuatro parroquias católicas. Actualmente el P. Roger es parte de un grupo de Oblatos que rotan entre cuatro parroquias. Viajar puede ser un problema, pues solo hay un camino principal en la Península y las parroquias pueden estar a más de 160 km de distancia. El activista surgido en el P. Roger en Brasil resurgió en Alaska y gran parte de su actividad se enfoca en temas del medio ambiente. Las grandes compañías de petróleo y madera han mostrado poco interés en las regulaciones ambientales. La pesca excesiva de parte de las grandes compañías ha ocasionado un gran daño a la población de peces y creado muchas dificultades a los pescadores locales a pequeña escala. En las parroquias, el P. Roger ha enfocado mucho de su trabajo en llegar a las personas fuera de la sociedad. Participa activamente en programas con personas con problemas de drogas y alcohol. Da consejo a los prisioneros y promueve programas para evitar la violencia doméstica y el suicidio. Además, el Padre Roger supervisa un ministerio de hombres en el que un pequeño grupo su reúne todos los viernes por la mañana para encontrar formas de mejorar sus vidas. El grupo toca temas como la educación infantil y la búsqueda de empleo, además de cómo mejorar su vida espiritual. Veo mi trabajo sencillamente como de ayuda a las personas para solucionar sus problemas, dijo el P. Roger. Si es posible resolver algún problema a través de la fe, ofrezco mi ayuda de esa forma. Si puede hacerse de forma diferente, lo intentamos. Deseo ayudar en cualquier forma que funcione. Resolver problemas es algo que el P. Roger Bergkamp ha hecho a través de toda su vida. Desde una granja en Kansas, hasta los barrios de Brasil, a las áreas silvestres de Alaska; siempre ha resuelto problemas. Puede no haber cambiado al mundo, pero ha sido muy importante para miles de personas que fueron bendecidas por su ministerio. Una vida repleta de Momentos de Dios Un Ancla en Alaska El P. Tom Killeen O.M.I. fue Nombrado Ciudadano del Año El P. Tom Killeen cursaba el 8 grado y era feliz trabajando en la granja de su tío en Independence, Missouri; además, le emocionaba mucho una niña de su clase. Pero al llegar un sacerdote Oblato a su salón para dar una plática, su vida cambió para siempre. El Oblato comenzó a hablar acerca de los esquimales y del Ártico, dijo el P. Tom. Y justo en ese momento olvidé a la niña y le dije a mi mamá que sería sacerdote. Un año después de ser ordenado, el P. Tom fue asignado para establecer una misión en Groenlandia. Después de años de trabajo, el P. Tom se encontró navegando en un pequeño bote a lo largo de la costa de Groenlandia tres o cuatro veces al año para atender a las ocho familias católicas en esa remota área. En los meses de invierno era imposible utilizar el bote, por lo que el P. Tom y los demás Oblatos que trabajaban en Groenlandia decidieron tratar de llegar por avión a los católicos. En unos pocos meses en 1966, el P. Tom reunió suficiente para adquirir un avión, obtuvo su licencia y volvió a Groenlandia. Desafortunadamente, el P. Tom se accidentó en el avión en dos ocasiones y frustró su esfuerzo. En 1967 decidió alejarse por un tiempo de la misión en Groenlandia, uniéndose al Ejército. En ese tiempo trabajó en Vietnam, la Zona Desmilitarizada en Corea y finalmente en Alemania. Uno de sus compañeros Oblatos le rogó volver a Groenlandia. Aceptando, fue trabajador social para un club de jóvenes por los siguientes siete años. Al ser reemplazado por otro Oblato en 1982, el P. Tom volvió al Ejército por 13 años más. A los 62 años el Padre Tom se retiró y fue enviado como párroco a Leadville, Colorado. Los nueve años que estuvo ahí fueron especiales. Cuando el obispo de la diócesis solicitó a otra orden de sacerdotes trabajar en esa región montañosa, el P. Tom se encontró buscando otro hogar en un lugar de clima frío.y así, a los 70 años de edad, fue enviado a Cordova, Alaska. Aunque se le considera estar en un ministerio de poca actividad, no disminuye el ritmo. Ahora, a la mitad de sus 80, sigue celebrando Misa a diario y supervisa las actividades de la parroquia. Le enorgullece estar disponible para sus feligreses y amigos y ellos están orgullosos de él. Recientemente Elizabeth Collins, Asistente Administrativa en la Escuela Primaria Mt. Eccless en Cordova, nominó al P. Tom como Ciudadano del Año de Cordova. A continuación, está su discurso al entregar la distinción al P. Tom: Este año, el reconocimiento como Ciudadano del Año es para una de las últimas personas que quisieran ser reconocidas por la labor que realizan, aunque probablemente una de las que más lo merecen. Desde el día que lo conocí he tenido la suerte de formar una hermosa relación con él. Esta persona ha sido mi ancla en los tiempos buenos y los difíciles. Ha sido y es una fuente constante de amor en mi vida, e igual he recibido su apoyo contínuo y devoto. Es el epítome de una persona bondadosa, cariñosa y comprensiva. Encuentra a las personas donde se encuentran en sus vidas, sin juzgarlos. Es compasivo y bien intencionado en su interrelación con las personas. Sin importar en lo que creas o las elecciones hechas en tu vida personal, esta persona siempre está dispuesta a escuchar, a dar consejo y confirmar las maravillosas cosas que la vida tiene para ofrecerte. En lo personal, no he visto que haya rechazado a nadie. Su deseo de ayudar a la gente y su compromiso con nuestra comunidad excede por mucho el de cualquier persona que haya conocido. Todos los días me esfuerzo, esperando poder seguir su ejemplo y lograr una diferencia en la vida de las personas. Así que la persona que me enseñó a ser increíble en vez de solo buena, quien hizo notar que no todos tienen que caerme bien, sino que debo solo amarlos, la persona que me apoya continuamente y a esta comunidad, la persona que hace a todos sentirse como una estrella de rock por favor únanseme a reconocer al Ciudadano del Año de este año, el P. Tom. El trabajo de los Oblatos con los Refugiados de Guerra en Camerún El Hermano Ernest Mbemba, O.M.I. es director del programa de Justicia, Paz e Integridad de la Creación en Camerún. Describe a continuación su ministerio con los refugiados de guerra pobres: Pikba es una aldea de refugiados de guerra cerca de Poli y parte del territorio de nuestra parroquia. Debido a la falta de caminos, el acceso a la aldea solo es posible en motocicleta, complicándolo aún más en la época de lluvias. A principios de 2014 los refugiados de guerra (cameruneses) de la frontera con Nigeria al norte de Camerún se vieron forzados a abandonar sus aldeas por las incursiones terroristas de la secta islamista Boko Haram. Casi todas sus casas fueron quemadas y sus propiedades saqueadas. Muchos perdieron miembros de sus familias. Llegaron a vivir en esta aldea, donde el Lamido (jefe musulmán) cacique, les dio una pequeña porción de terreno. Esta es la comunidad de desplazados que visito, compartiendo sus dificultades, llevando consuelo y encontrando juntos soluciones para mejorar su condición de vida como refugiados de guerra. Carecen de todo: escuela, centro de salud, tierra de labranza y agua potable. Además, muchos de ellos no tienen documentos oficiales (actas de nacimiento y tarjeta nacional de identidad). Me he acercado en varias ocasiones a las autoridades administrativas y municipales del lugar. Estamos comenzando a encontrar soluciones para algunos de ellos. Acerca de la escuela. Después de algunas peticiones, pude obtener el reconocimiento oficial para una escuela que había sido establecida en nuestra área. Comenzó a funcionar al iniciar el año escolar. Al fin cerca de 300 niños en edad escolar (número en aumento constante) pueden ir a la escuela. Sin embargo, no tenemos personal. Estuve en contacto con dos maestros, jóvenes feligreses que habían terminado los estudios como profesores y accedieron a trabajar con el director, único maestro enviado por la oficina central. Con el apoyo de los Oblatos, ya se construyeron tres albergues de madera y paja que servirán como salones de clase. En cuanto al agua, los refugiados la obtienen de estanques que comparten con los animales domésticos. En consecuencia, hay muchas enfermedades causadas por el agua y desean perforar pozos que no requieran mantenimiento. La gran mayoría de los adultos y casi todos los jóvenes y niños no cuentan con certificados de nacimiento ni tarjeta nacional de identidad (se perdieron durante los ataques a sus aldeas). Comencé a negociar con las autoridades de Lagdo para obtener estos importantes documentos, pero el procedimiento tarda mucho tiempo y requiere varios viajes entre Poli y Lagdo. Esperamos poder lograrlo, pues casi 450 personas están en la misma situación. Respecto a la tierra de cultivo, me reuní con el Lamido del distrito de Gouna, dependiente del de Pikba, para conversar respecto a la situación de la tierra de labranza. Prometió enviar a sus colaboradores al lugar para incrementar el área de terreno asignado. Como dicen: La tierra de cultivo es su recurso principal; de no sembrar, tampoco tendrán alimento. Las condiciones de vida de estas personas podrían mejorar mucho más al encontrar soluciones decisivas y permanentes para los problemas descritos. Celebración del 50 Aniversario en la India La Misión de los Oblatos en la India fue fundada hace 50 años, por el entonces Provincial de Sri Lanka, el P. Anthony Fernando, O.M.I. Los primeros dos misioneros Oblatos, los Padres Emmanuel Mariampillai y Stanislaus Philips, llegaron a la India el 29 de junio de Fueron instalados oficialmente en una sencilla ceremonia por el Arzobispo de Madras-Mylapore, Muy Rev. Dr. R. Arulappa, el 1 de julio de Desde entonces, el objetivo de los Oblatos ha sido trabajar por la armonía religiosa en la India. Por largo tiempo el país ha sido conocido por la diversidad de su población diseminada en miles de sectas basadas en reducidos antecedentes religiosos y étnicos. Crecemos y vivimos como Oblatos indios, no como Oblatos de origen Tamil, Telugu, Hindi ni ninguna otra fuerza de división, casta, idioma o color, dijo el P. Francis Nallappan, O.M.I. antiguo Provincial de la Provincia india St. Eugene. Respetamos y dialogamos con las personas de todas las religiones y culturas. Se trata de un gran llamado para nosotros como Oblatos. Parte del logro de la armonía de los Oblatos fue a causa de la necesidad, pues solo el dos porciento de la gente en la India son cristianos. Sin embargo, una razón más importante fue vivir el carisma Oblato de servir a los más pobres y abandonados, sin importar su religión o cultura. La congregación de los Oblatos en la India ha tenido un crecimiento contínuo desde 1968 y en 2010 fue elevada a Provincia. Actualmente hay cerca de 100 sacerdotes y hermanos Oblatos trabajando en el país. Las vocaciones son sólidas, con más de 20 seminaristas indios y más de 100 estudiantes en primera formación. El inicio de nuevas misiones es una clara señal del crecimiento y dinamismo de nuestro carisma misionero, dijo el P. Francis. La diversidad cultural en esas nuevas áreas crea una verdadera identidad india para los Oblatos. El Provincial actual de la Provincia de la India, el P. Chinnappan Sandhappan, escribió en el boletín de la provincia, BORN, una carta anunciando la inauguración de la celebración por todo un año de los 50 años de la presencia de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada en este vasto país. A continuación, encontramos algunos fragmentos de su carta: Mis queridos hermanos Oblatos, saludos en el Señor! Al haber concluido de manera efectiva la celebración del bicentenario de nuestra congregación en abril de 2017, los Oblatos en la India damos un paso a otro acontecimiento en la historia de nuestra Provincia: el 50 aniversario de nuestra presencia Oblata en esta tierra de diversidad en la lengua, la cultura y la fe. Este Aniversario de Oro fue inaugurado el 29 de junio de 2017 en nuestra misión pionera en Kancheepuram. Las diferentes etapas de celebración continuarán a nivel de comunidad, parroquia, misión y formación/formativo hasta el 28 de junio de Al conmemorar este importante suceso, reflexionemos en nuestros corazones sobre el legado forjado en la fe, recordando que, Si el Señor no construye la casa, en vano se esfuerzan los albañiles (Salmo 127/1). Damos gracias a Dios por las innumerables formas en que ha fortalecido a nuestra provincia en su peregrinación con los pobres en sus muchos rostros y por otorgarnos hombres comprometidos, dedicados y dispuestos a se
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks