Tema 12. La construcci+¦n y consolidaci+¦n del Estado liberal

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 14
 
  TEMA 12. LA CONSTRUCCIÓN Y CONSOLIDACIÓN DEL ESTADO LIBERAL. 12.1. EL REINADO DE ISABEL II. LA OPOSICIÓN AL LIBERALISMO: CARLISMO Y GUERRA CIVIL. LA CUESTIÓN FORAL. 1.1. El Carlismo: bases sociales y extensión geográfica. 1.2. Las guerras carlistas. 1.2.1. Primera guerra carlista (1833-1840). 1.2.2. La segunda y tercera guerras carlistas 1.3. Consecuencias de las guerras carlistas CONSTRUCCIÓN Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA LIBERAL. 1.4. La Regencia: de María Cristina a Espartero 1.5. El reinado de Isa
Related documents
Share
Transcript
  TEMA 12. LA CONSTRUCCIÓN Y CONSOLIDACIÓN DEL ESTADOLIBERAL.12.1. EL REINADO DE ISABEL II. LA OPOSICIÓN AL LIBERALISMO:CARLISMO Y GUERRA CIVIL. LA CUESTIÓN FORAL.1.1. El Carlismo: bases sociales y extensión geográfica.1.2. Las guerras carlistas.1.2.1. Primera guerra carlista (1833-1840).1.2.2. La segunda y tercera guerras carlistas1.3. Consecuencias de las guerras carlistasCONSTRUCCIÓN Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA LIBERAL.1.4. La Regencia: de María Cristina a Espartero1.5. El reinado de Isabel II1.5.1. Década moderada (1843-1854)1.5.2. El Bienio progresista (1854-6)1.5.3. Últimos años del reinado: crisis del sistema isabelino12.2. SEXENIO DEMOCRÁTICO (1868-1874): INTENTOSDEMOCRATIZADORES. LA REVOLUCIÓN, EL REINADO DEAMADEO I Y LA Iª REPÚBLICA2.1. La crisis del moderantismo y la Revolución de septiembre de 1868   2.2.La Regencia del general Serrano y la Constitución de 18692.3. La monarquía de Amadeo de Saboya (Enero 1871-Febrero 1873)   2.4. La I República (febrero 1873-enero 1874)12.3. EL RÉGIMEN DE LA RESTAURACIÓN. CARACTERÍSTICAS YFUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA CANOVISTA. LA OPOSICIÓN ALSISTEMA. NACIMIENTO DE LOS NACIONALISMOS PERIFÉRICOS.GUERRA COLONIAL Y CRISIS DE 1.898.3.1. El pronunciamiento de Martínez Campos3.2. Las bases teóricas del sistema.3.3. La Constitución de 18763.4. El turno de partidos3.4.1.Reinado de Alfonso XII (1875-1885)3.4.2. Regencia de María Cristina (1885-1902)3.5. La oposición al sistema.3.5.1 El movimiento obrero y el republicanismo3.6. Nacimiento de los nacionalismos periféricos3.7. Guerra colonial y crisis de 1.8983.7.1. Cuba3.7.2. Filipinas3.7.3. La crisis del 98 y sus repercusiones 1  12.1. EL REINADO DE ISABEL II. LA OPOSICIÓN AL LIBERALISMO:CARLISMO Y GUERRA CIVIL. LA CUESTIÓN FORAL.1.1. El Carlismo: bases sociales y extensión geografica. El 3 de octubre de 1833 se publicaba el testamento de Fernando VII, en el que senombraba heredera a la princesa Isabel bajo la regencia de María Cristina. Este hechollevará a una serie de sublevaciones en las que se proclama rey a Carlos Mª Isidro,hermano de Fernando VII, y que suponen el inicio de las guerras carlistas, que no son   una simple cuestión dinástica, sino el enfrentamiento entre liberalismo (isabelinos)y absolutismo (carlistas). En efecto, el carlismo se basaba en los siguientes principios políticos :  Mantenimiento de las instituciones y la estructura social del Antiguo Régimen : el absolutismo monárquico, los privilegios de la estructura social estamental y elpoder de la Iglesia .  Restauración de la legitimidad dinástica al no aceptar el valor jurídico de laPragmática Sanción.  Idealización del medio rural y rechazo de la sociedad urbana e industrial  Defensa de las libertades forales atacadas por el centralismo y la uniformidadpolítica y jurídica de los liberales: la defensa de los fueros se ha presentado a vecescomo rasgo más característico del carlismo, pero fue incluida por don Carlos un añomás tarde en su programa y además en muchos territorios donde arraigó el carlismono existía una conciencia foral.Sus bases sociales, poco homogéneas, eran las siguientes:  Campesinado , sobre todo del norte, al empeorar sus condiciones de vida comoconsecuencia de las primeras reformas liberales  Artesanado urbano: su apoyo al carlismo se basaba en el rechazo a la incipienteindustrialización  Clero y baja nobleza : pretendían mantener la situación privilegiada de la sociedadestamental y se vieron apoyados por el Vaticano, que hasta 1847 no reconoció aIsabel II. Geográficamente , existía un foco principal en el País Vasco y Navarra y núcleos enAragón, el interior de Cataluña, el Maestrazgo y las dos Castillas.En cuanto al régimen isabelino , desde el punto de vista social era apoyado porla burguesía, la alta nobleza y el ejército, creado después de la Guerra de laIndependencia, que desempeñará un papel fundamental puesto que a partir de estemomento se recurrirá a los militares para dar estabilidad al sistema político.2  1.2. Las guerras carlistas.1.2.1. Primera guerra carlista (1833-1840). Es la más violenta e importante , con casi 200.000 muertos. En principio lainiciativa correspondió a los carlistas que proclamaron rey a Carlos Mª Isidro comoCarlos V, controlaron el País Vasco, Navarra y comenzaron a extenderse por Aragón,Cataluña y Valencia. Su figura principal será Zumalacárregui, que organizará el ejércitocarlista y morirá en el sitio de Bilbao. Por parte isabelina, el personaje más importantees el general Espartero . A nivel internacional   apoyaron a los carlistas las potencias absolutistas: la SantaSede, Rusia, Austria y Prusia, además de Cerdeña y las Dos Sicilias, donde reinaba unhermano de Cristina, Fernando II. A Isabel II la apoyaron las potencias liberales:Francia (Luís Felipe), Inglaterra y Portugal (bajo la influencia británica), que firmaroncon España la Cuádruple Alianza en 1834. El Reino Unido se comprometió a cooperarcon una fuerza naval y en caso necesario Francia también con su ejército, ademásFrancia impediría a los carlistas aprovisionarse dentro de sus fronteras. En todo caso laintervención exterior fue muy poco significativa.En 1836 se producirían las principales ofensivas carlistas:- la expedición carlista del general Gómez , recorrió todo el país sin encontrarapenas resistencia, reclutó voluntarios y regresó a su base- la expedición real a Madrid, cuya explicación es bastante confusa. Laexpedición, con Carlos Mª Isidro al frente, 12 batallones de infantería y 1200hombres a caballo, alcanzó la capital con gran parafernalia. En Arganda seprodujo un Tedeum y una corrida de toros para festejar el triunfo. Algunasunidades se acercaron hasta Vallecas. Sin embargo la regente Mª Cristinadispuso las milicias nacionales en los barrios periféricos. Francisco de Paula,hermano de Fernando VII, revistó a las tropas y Cristina y sus hijas recorrieronlas calles en coche descubierto. Ante ello y la llegada de las tropas de Espartero,Carlos ordenó la retirada.A partir de aquí, 1837, se produjeron victorias isabelinas y repliegue y agotamiento delcarlismo. Además, dentro del carlismo se producen divisiones internas entre lospartidarios del pacto y los apostólicos o ultras, que pretendían mantener las hostilidades.En 1839 se iniciaron las conversaciones entre el general liberal Espartero y el general   carlista Maroto (antiguos compañeros de las guerras de independencia americanas). El15 de enero de 1839 inició con él negociaciones: hubo desconfianza, enfrentamientos, eincluso fusilamientos de generales carlistas disconformes.Al cabo de 7 años de guerra, el cansancio y falta de dinero hizo que se empezara anegociar a espaldas de don Carlos.. De esta forma el 30 de agosto de 1839 se firmó elConvenio de Vergara 1 (el llamado “abrazo de Vergara ), fin de la Primera Guerra 1 En el Convenio de Vergara, Espartero se compromete a “recomendar” al gobierno la “concesión omodificación de fueros” (Artº 1) y al reconocimiento de los “grados y condecoraciones” de los oficialescarlistas, dándoles a elegir entre continuar en el ejército “defendiendo la Constitución de 1837” o“retirarse a sus casas” (Artº 2). 3  Carlista . D. Carlos pasó a Francia el 14 de septiembre de 1839. Cabrera, El tigre delMaestrazgo”, no se rendiría hasta el 7 de julio de 1840. 1.2.2. La segunda y tercera guerras carlistas Después de este primer enfrentamiento, se produjeron aún dos guerras más, que notendrán la importancia de la primera.La segunda guerra carlista, entre 1847 y 1849, tuvo como principal escenario elcampo catalán (los matiners o madrugadores), aunque hubo algunos episodios en otraszonas. El pretendiente era Carlos VI, duque de Montemolín , hijo de Carlos Mª Isidro.Derrotados los matiners , tienen lugar nuevas intentonas carlistas en 1855 y 1860.En 1861 se producen las muertes del infante Fernando, hermano de Carlos VI, elpropio Carlos, sin descendencia, y su esposa, no está claro si a consecuencia devenganzas o intrigas. El sucesor será el infante don Juan, hermano menor deMontemolín, liberal y repudiado por los suyos. Su madre, María Teresa de Braganza,viuda del primer pretendiente, en la Carta a los españoles de 1864, defendió lacandidatura de Carlos María de los Dolores, hijo menor de don Juan, entonces unadolescente: en Londres, el Gran Consejo del Partido Carlista, nombre pretendiente a Carlos VII , tras la abdicación de su padre, el infante don Juan.La tercera comienza en 1872, durante el reinado de Amadeo I de Saboya. Loscarlistas estaban divididos entre los partidarios de una vía electoral (Nocedal) y losdefensores de la vía militar (Carlos VII). En principio se impone la vía electoral despuésde que Nocedal, en 1871, obtuviera 51 diputados y 28 senadores, pero en 1872 soloobtienen 38 escaños y se vuelve al enfrentamiento armado (1872-1876): desde Ginebra,el 14 de abril de 1872, Carlos VII lanzó una proclama 2 y se produjo una insurrección enCataluña. El ejército liberal, al mando de Serrano , presentó batalla antes de lo esperadoy derrotó en Oroquieta a los carlistas. Don Carlos se vio obligado a escapar y condificultades llegó a Francia (estuvo a punto de ser hecho prisionero).Serrano ofreció a los carlistas que habían quedado en Vizcaya unas condiciones muyfavorables en el convenio de Amorebieta (Vizcaya) firmado el 24 de mayo de 1872,sin consultar antes con el gobierno y las Cortes, que protestaron por ello, según el cuallos militares sublevados y hechos prisioneros serían indultados, aunque la Diputación deVizcaya debería pagar todos los gastos de la campaña. Amadeo lo respaldó y ese mismodía le nombró presidente del gobierno.Los levantamientos carlistas se reproducirían con éxito durante la Iª República; peroserían definitivamente derrotados en el periodo de la Restauración (reinando AlfonsoXII) 2 El momento solemne ha llegado. Los buenos españoles llaman a su legítimo rey, y el rey no puededesoír los clamores de la patria. Ordeno y mando que el 21 del corriente se haga el alzamiento en todaEspaña al grito de ¡Abajo el extranjero! ¡Viva España! . 4
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks