Exégesis del Realismo Fantástico

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 20
 
  Exégesis del Realismo Fantástico 1. Introducción 2. Concepto 3. Genero fantástico 4. Antigüedad de la ficción fantástica 5. Orígenes del género 6. Tendencias modernas 7. El cine fantástico 8. La Literatura Fantástica 9. Diferencias con la ciencia ficción 10. Breve Referencias sobre la ciencia ficción 11. Autores importantes de ciencia ficción 12. Autores importantes del realismo fantástico 13. Autores importantes influenciados por el realismo fantástico 14. Lo real y lo fantástico 15. Diferencia
Related documents
Share
Transcript
  Exégesis del Realismo Fantástico   1.   Introducción 2.   Concepto 3.   Genero fantástico 4.   Antigüedad de la ficción fantástica 5.   Orígenes del género 6.   Tendencias modernas 7.   El cine fantástico 8.   La Literatura Fantástica 9.   Diferencias con la ciencia ficción 10.   Breve Referencias sobre la ciencia ficción 11.   Autores importantes de ciencia ficción 12.   Autores importantes del realismo fantástico 13.   Autores importantes influenciados por el realismo fantástico 14.   Lo real y lo fantástico 15.   Diferencia entre realismo fantástico y realismo mágico 16.   Características del realismo fantástico 17.   Virtudes del realismo fantástico 18.   Detractores del Realismo Fantástico 19.   Análisis de obras 20.   Conclusiones 21.   Bibliografía INTRODUCCIÓNEs inconcebible hablar de Realismo Fantástico sin mencionar dos libros fundamentales: Le Matin des Magiciens y La Revolte des Magiciens . Por eso cualquier intento deaproximación hacia una interpretación de este Movimiento Literario resulta vano sin la lectura de su Biblia.El Realismo Fantástico es la combinación de dos hechos el histórico y el supuesto. Siempretiene que ir unidos ya que son el complemento de uno y otro. Para ello precisamos antesque especular o reinterpretar, mencionar lo que piensan sus fundadores sobre estaconcepción de la Literatura.  Eso conlleva a citar frecuentemente los dos libros principales y otros que brindan una mejorvisión. A eso acudo: La aparición de la obra de Pauwels y Bergier, la mañana de los magos, marca un hito. El libro es importante porque levanta la prohibición de hablar con seriedad de los fantástico,revela los nombres y la obra de los precursores desconocidos (Fort, Machen), anuncia que  el racionalismo desemboca en una <<realidad diferente>> y que ese florecimiento ya ha comenzado Es lo mismo que hicieron, a su manera, los surrealistas de hace treinta años. Pero adiferencia de ellos, nosotros no hemos ido a rebuscar del lado del sueño y de la infraconciencia,sino en el otro extremo: del lado de la ultra conciencia y de la vigilia superior.Hemos bautizado así la escuela que hemos creado: escuela del realismo fantástico. No debe verse en ella la menor afición a lo insólito, al exotismo intelectual, a lo barroco,ni a lo pintoresco. No se busca el extrañamiento. No investigamos los lejanos suburbios de larealidad; por el contrario, tratamos de instalarnos en el centro CONCEPTO Lo fantástico es una manifestación de las leyes naturales, un efecto del contacto con la realidad cuando ésta se percibe directamente y no filtrado por el sueño intelectual, por loshábitos, por los prejuicios, por los conformismos. La ciencia moderna nos enseña que, detrás de lo simple y visible, está lo invisible y complicado GENERO FANTÁSTICOGénero fantástico, género literario que describe hechos sorpresivos o imprevisibles en la vida cotidiana y que se interesa, en consecuencia, por trascender los límites y obtener una percepción más aguda y menos superficial de la realidad inmediata. La fantasía puede serun recurso placentero, que estimula el gusto por el vuelo imaginativo, o un medio tendentea exacerbar emociones como el miedo, la perplejidad, el terror, la incertidumbre. Desde el punto de vista conceptual, la fantasía puede entenderse como la forma antagónica deldogma, siempre que no se la someta a una interpretación unívoca y, por tanto, tendenciosa.ANTIGÜEDAD DE LA FICCIÓN FANTÁSTICASegún el escritor argentino Bioy Casares, el género fantástico es tan viejo como el miedo .Definitivamente la ficción fantástica precede a la realista. El Poema de Gilgamesh de losantiguos sumerios es ya ficción fantástica y algunos papiros del antiguo Egipto contienen narraciones mágicas. Apuleyo, autor romano, trata en El asno de oro temas como la metamorfosis y la magia. Textos medievales como la Divina Comedia de Dante, La muerte  de Arturo (1469-1470) de Thomas Malory o el Roman de la rose de Jean de Meun yGuillaume de Lorris entran de lleno en lo maravilloso, lo sobrenatural y lo monstruoso. Demodo parecido se encuentran conjuntos de relatos fantásticos en la antigüedad de culturas alejadas de Europa,el Océano de historias de la India o Las mil y una noches árabes son dos ejemplos claros.ORÍGENES DEL GÉNERO  Los orígenes de lo fantástico, como género de la literatura occidental distinto del realismoconvencional, pueden rastrearse hasta el siglo XVIII, cuando novelas góticas como El castillo de Otranto (1764) de Horace Walpole o Los misterios de Udolfo (1794) de Ann Radcliffe comenzaron a explotar ciertos temas extravagantes y sobrenaturales que seríanretomados una y otra vez por escritores posteriores de literatura fantástica. Otras fuentes de inspiración llegarían de la búsqueda en baladas medievales, de la traducción que Antoine Galland hizo de Las mil y una noches al francés (1704-1717) y de los estudios ypublicaciones sobre el folclore y las leyendas europeas. Los temas clásicos de la literatura fantástica, los que se han desarrollado desde el siglo XVIII hasta hoy, incluyen la aparicióndel llamado Doppelgänger (véase Fantasma), los mundos paralelos, los pactos con eldiablo, las historias alternativas, las búsquedas mágicas, la realidad invadida por sueños ohechizos monstruosos. Entre las primeras obras maestras de la literatura fantástica figuranla fantasía oriental Vathek (1786), de William Beckford, los relatos dentro del relato de Elmanuscrito encontrado en Zaragoza (1804-1814) del aristócrata polaco Jan Potocki, o lascolecciones de cuentos publicadas por el alemán E. T. A. Hoffmann en las primeras décadas del siglo XIX.Aunque el novelista gótico Charles Brockden Brown fue probablemente el primer autorfantástico norteamericano, y Nathaniel Hawthorne produjo historias como El jovenGoodman Brown , es Edgar Allan Poe el mejor de los iniciadores del género en América,  tanto en prosa como en verso. También puede verse a Poe como un pionero de la literaturade terror y de ciencia ficción. Durante los siglos XIX y XX se va haciendo más borrosa la frontera entre los géneros, pero probablemente sea mejor considerar el terror y la cienciaficción como subgéneros dentro del fantástico. En el siglo XIX, Edward Lear y LewisCarroll jugaron y experimentaron con el lenguaje y las paradojas de la lógica.(En estos y en muchos otros casos es difícil trazar la línea que separa la ficción fantástica para niños de la escrita para adultos). Otros escritores, como Charles Dickens, George MacDonald oWilliam Morris, hicieron un uso didáctico de la fantasía, poniéndola al servicio de la ética  cristiana y la alegoría. Esta tendencia continuó durante el siglo XX con ejemplos tannotables como la novela de G. K. Chesterton El hombre que fue jueves (1908) y el ciclo de novelas para niños Historias de Narnia, de C. S. LewisEl Golem de Gustav Meyrink es un clásico de la literatura fantástica y como tal, comoclásico, se merecería que nos ensuciásemos encima suyo, olímpicamente. Tal vez la maneramás espiritual de llevar a cabo este acto de lesa Literatura seria redactar unas cuartillasacusando muy seriamente a Tzevtan Todorov de despreciar la obra de Meyrink en sufamosa teoría sobre el género: Introduction a la littérature fantastique. Entre paréntesis: el tal Todorov es attaché de recherches au C.N.R.S. (Centro de los formalistas rusos enFrancia y uno de los jabatos de la crítica estructuralista. Eso es lo que merecería ese clásico que antaño, fue una narración popular, incluso popularísima, debido en gran parte a las dosversiones cinematográficas que se rodaron de El Golem.Arthur Machen (1863 - 1947). Nacido en Carerleon-on-Usk, este escritor Gales es otro delos grandes renovadores celtas del cuento de terror. Atraído por los misterios paganos de su Gales natal, donde todavía quedan huellas abundantes de la dominación romana, vuelve a lamitología clásica y al cuento de hadas, de donde extrae el material fantástico de sus relatos.  Lovecraft Howard Philips (1890- 1937) nacido en Providence, Nueva Inglaterra.Su misantropía, desarrollada a la luz de sus tragedias personales, se había visto alimentada por una serie de influencias literarias: Edgar Allan Poe, Lord Dunsany, Arthur Machen yAlgernon BlackWood. El estilo de Lovecraft desarrolló a partir de estas influencias, sinembargo, tenían sus propias particularidades. El tipo de horror que creó era genuinamentefantástico, pues contenía siempre una perturbadora dosis de realidad. Ello era consecuenciade una serie de elementos que supo combinar con maestría: la narración ágil  –  era unmaestro de la primera persona-, descripciones geográficas muy solventes, el realismo fantástico y la creación de una mitología propia.TENDENCIAS MODERNASEn los tiempos modernos, los escritores americanos y británicos han tendido a cultivar unaliteratura fantástica destinada al consumo masivo. Escritores europeos y latinoamericanos como Jorge Luis Borges,Italo Calvino, Mijaíl Bulgakov o Michel Tournier se han centrado en la producción de obras más literarias e intelectuales que, a veces, coinciden con las ideas y la imaginería expresionista y surrealista. El realismo mágico, un tipo de fantasía en el quelos acontecimientos más extraños se narran de forma llana y realista, ha estado dominado por los latinoamericanos, sobre todo Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes. De todosmodos, otros escritores, como la británica Angela Carter, el checo Milan Kundera y elitaliano Calvino, han escrito también obras pertenecientes a esta subcategoría de lofantástico. Una obra de Italo Calvino como El caballero inexistente, título seguramenteinspirado por el Museo de la novela de la Eterna de Macedonio Fernández, se sirve claramente del recurso de lo fantástico a través del humor: encuentro de lo visible (laarmadura) y lo invisible (el cuerpo del caballero), de lo aparente y lo real, recurso que, a suvez, pone en cuestión los límites del realismo vulgar.Se puede establecer una amplia distinción entre baja y alta fantasía. En la baja fantasía, lofantástico irrumpe en el mundo real y cambia alguno de sus aspectos, como ocurre, porejemplo, en La metamorfosis de Franz Kafka,donde un hombre se despierta convertido en un monstruoso insecto . La alta fantasía, al contrario, imagina un mundo completamentealternativo, generalmente muy detallado. El señor de los anillos de J. R. R. Tolkien es unode los ejemplos más conocidos de alta fantasía. Junto con la serie de novelas de Robert E.Howard dedicadas a Conan, el bárbaro, la trilogía de Tolkien ha sido una de las principalesfuentes de inspiración para el posterior desarrollo del subgénero fantástico de gran consumo conocido como espada y brujería . En años recientes, Terry Pratchett e Iain Banks hanescrito parodias sobresalientes de los clichés más abundantes en este subgénero. Pese atodo, la trilogía de Gormengast (1946-1959) de Mervyn Peake y El rey que fue y será(1958) de T. H. White son ejemplos notables de alta fantasía que no cae en los tópicos.EL CINE FANTÁSTICO El cine, gracias a su habilidad para representar lo extraordinario, se ha convertido en unvehículo importante para el género fantástico en el siglo XX. La película de GeorgesMéliès Viaje a la luna (1902), al igual que la mayoría de las que dirigió su autor, es una
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks