Escuela de Edimburgo: Programa fuerte.

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 21
 
 

Book

  1 Posgrado en Epistemología e Historia de la Ciencia UNTREF. Materia: Epistemología de las Ciencias Sociales (2011) Profesora: Verónica Tozzi Alumno: Daniel Vaccaro 6. a) Reconstruya dos de los principales argumentos que utilizan los sociólogos de Edimburgo para mostrar principalmente: i. la necesidad y relevancia de un estudio social del conocimiento científico. ii. las diferencias con las sociologías clásicas de la ciencia. iii. la necesidad de que esta explicación sea causal. Iv, el tipo de
Related documents
Share
Transcript
  1 Daniel Vaccaro Página 1 Posgrado en Epistemología e Historia de la CienciaUNTREF.Materia: Epistemología de las Ciencias Sociales (2011)Profesora: Verónica TozziAlumno: Daniel Vaccaro 6. a) Reconstruya dos de los principales argumentos que utilizan lossociólogos de Edimburgo para mostrar principalmente:i. la necesidad y relevancia de un estudio social del conocimientocientífico.ii. las diferencias con las sociologías clásicas de la ciencia.iii. la necesidad de que esta explicación sea causal.Iv, el tipo de compromiso relativista que implica para el sociólogo. b. Evalúe tales argumentos.Bibliografía Básica:Barnes, B. (1977) Interest and the Growth of knowledge  , London Routledge. Cap. 1Barnes, b. (1986) Kuhn y las ciencias sociales  , México, Breviarios de Fondo de CulturaEconómica (1982 en inglés) SelecciónBloor, D. (1998) Conocimiento e imaginario social  , Gedisa, Barcelona. 1971,1a ed. eninglés: London, Routledge and Kegan Paul; 1991, primera reedición por Chicago,Chicago University Press). Cap. 1Bibliografía complementaria. Tozzi, Verónica (2003) “Wittgenstein y la sociología del conocimiento”. En Cabanchik,S.; Penelas, F. Y Tozzi, María Verónica, comps. El giro pragmático en la filosofía contemporánea  . GEDISA.Tozzi, Verónica (2001) “ Malos entendidos en torno al Programa Fuerte”. Epistemología e Historia de la Ciencia  , Volumen 7, No 7  2 Daniel Vaccaro Página 2 Introducción La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA publica cuatrimestralmente larevista de divulgación científica “EXACTAmente”  : El nº 47 (año 18) de abril de 2011incluye un interesante Dossier con artículos sobre epistemología. El título de dicha sección es:” El conocimiento científico: ¿es objetivo o es una construcción social?”  Mi primera impresión fue que la pregunta plantea un falso dilema. En primer lugar,porque no tengo dudas acerca de que la ciencia es una construcción social y ademásno me queda claro cómo eso se opone a la objetividad. También me parece percibir endicha pregunta cierto temor, propio de muchos científicos de las ciencias llamadas “duras”, hacia los estudios sociales de la ciencia. (cf. Latour, 2001)  David Bloor dice en “Ciencia e imaginario social” que los temas centrales de su libro son: “que las ideas del conocimiento se basan  en representaciones sociales, que la necesidad lógica es una especie de obligación moral y que la objetividad es un fenómeno social  ”  1 (Bloor, 1998) Entonces, yo no estaba tan equivocado: Parece que la objetividadde la ciencia no se ve amenazada por el hecho de ser construida socialmente; por lomenos para Bloor…  David Bloor y Barry Barnes son los principales integrantes de la Escuela deEdimburgo y propulsores del Programa Fuerte para una Sociología del Conocimiento.Este programa surgió como una alternativa crítica hacia el enfoque tradicional en elque se busca dar cuenta del conocimiento científico “por referencia a sus causas   finales, es decir, apelando a una verdad objetiva o a una realidad cuya estructura es  independiente de nuestro conocimiento de ella”  (Tozzi, 2000) Los autores mencionadosbuscan una explicación del conocimiento, y en particular de la ciencia, por referenciaa sus causas materiales: lo que los científicos mismos consideran conocimiento esconsiderado como el principal recurso para la producción y aceptación de teoríascientíficas. (cf. Tozzi, 2000)Esta escuela es, en cierto modo, heredera de Kuhn y del desarrollo de la historiasocial de la ciencia que se ha abocado, de un modo creciente y con sumo interés, alestudio del conocimiento social de los sistemas teóricos de creencias de la ciencia. Esdecir, la sociología de la ciencia se ha convertido en una rama de la sociología delconocimiento. “Algunos consideran que las tesis relacionadas con ella son tan  claramente subversivas a todo buen orden y objetividad, que se encuentran más allá de los límites de una discusión racional; otros la consideran como una parte esencial de  una variedad de compromisos no científicos dentro de la ideología, la moral y la política”   (Hesse,1994)David Bloor (1998) define el Programa Fuerte en Sociología del Conocimientopostulando cuatro principios fundamentales: 1) Debe ser causal, es decir, ocuparse de las condiciones que dan lugar a las creencias oa los estados de conocimiento. Naturalmente, habrá otros tipos de causas además delas sociales que contribuyan a dar lugar a una creencia. 1 El subrayado es mío  3 Daniel Vaccaro Página 3 2) Debe ser imparcial con respecto a la verdad y falsedad, la racionalidad y lairracionalidad, el éxito o el fracaso. Ambos lados de estas dicotomías exigenexplicación.3) Debe ser simétrica en su estilo de explicación. Los mismos tipos de causas debenexplicar, digamos, las creencias falsas y las verdaderas.4) Debe ser reflexiva. En principio, sus patrones de explicación deberían ser aplicables a lasociología misma. Como el requisito de simetría, éste es una respuesta a la necesidad debuscar explicaciones generales. Se trata de un requerimiento obvio de principio porque, deotro modo, la sociología sería una refutación viva de sus propias teorías.  4 Daniel Vaccaro Página 4 La necesidad y relevancia de un estudio social del conocimientocientífico. Si aceptamos que el conocimiento no lo producen individuos aislados que percibenpasivamente, sino grupos que interactúan socialmente involucrados en actividadesparticulares, se sigue que se deberá prestar atención a la práctica científica concretatanto como a los “recursos” de los que se valen los científicos para llevar a cabo dichapráctica. (cf. Tozzi, 2003). Al considerar a la investigación científica como una empresacolectiva, constituida por una serie de prácticas, y también una posesión colectiva, alsociólogo de la ciencia le interesa averiguar cómo y por qué los científicos hacen lo quehacen, cuáles son las consecuencias de dichas prácticas y cuáles son las fuentes deautoridad para evaluar la corrección o no de lo que hacen. Estas cuestionescomprometen a los sociólogos de la ciencia en la descripción de los contextos de usode la ciencia y en la comprensión de los intereses sostenidos por sus usuarios.Para Barry Barnes, el conocimiento debe ser tratado como algo esencialmente social,como parte de la cultura que se transmite de generación en generación, que sedesarrolla y modifica activamente en respuesta a contingencias prácticas. Elconocimiento es evaluado comunalmente y su generación se debe explicar enreferencia al contexto social y cultural en donde surge. Si se mantiene o no es unacuestión que depende en parte de la realidad pero también y en gran medida de “cómo  se relaciona con las metas e intereses que posee una sociedad en virtud de su  desarrollo histórico”  (Barnes, 1985)El crecimiento del conocimiento debe pensarse como la correlación del desarrollohistórico de los procedimientos, las competencias y técnicas relevantes para el logro delos fines y objetivos de culturas y subculturas. La personas que se ocupan en laproducción de conocimiento están involucradas, directa o indirectamente, en algunaactividad institucionalizada, diseñaba para llevar a cabo metas o fines particulares.(cf.Barnes, 1985)Barry Barnes rechaza la concepción contemplativa del conocimiento en la queindividuos desinteresados que perciben pasivamente la realidad, generandescripciones verbales buscando correspondencia entre éstas y la realidad. Pero alrechazar esta concepción del conocimiento y destacar su dimensión social, no pierdede vista la conexión que de hecho existe entre el conocimiento y el mundo real. Elconocimiento está relacionado tanto con la actividad de producción del mismo comocon la realidad. El conocimiento científico se evalúa en conjunción con losprocedimientos técnicos institucionalizados y “  está relacionado con actividades que consisten precisamente en el intento de los hombres por manipular, predecir y controlar el mundo real en el cual existen  ”  (Barnes, 1985)El conocimiento se debe entender como el producto de los hombres que operan entérminos de un interés en la predicción y el control conformado y particularizado porlas especificidades de sus situaciones. Siempre que los hombres emplean sus recursosculturales para tareas auténticas de explicación e investigación, indicadas por susintereses, lo que producen merece el nombre de conocimiento. Por lo tanto, el
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks