Ascaridia galli

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 6
 
  Ascaridia galli: Nuevas tecnologías para el control de una antigua parasitosis. Javier Ramírez(1), Teresa Arangüena(1), José Ramón Martín-Pacheco(2), Fernando Simón(2). (*') 1. Ibérica de Tecnología Avícola (Ibertec). 2. Laboratorio de Parasitología, Facultad de Farmacia, Universidad de Salamanca. El Ascaridia galli, parásito responsable de la ascaridiasis aviar, es un nematodo que se localiza en el tracto intestinal de diversas especies de aves y se considera uno de los vermes más extendidos, t
Related documents
Share
Transcript
   Ascaridia galli  :Nuevas tecnologías para el control de una antiguaparasitosis.  Javier Ramírez  (1) , Teresa Arangüena (1) , José Ramón Martín-Pacheco (2) , FernandoSimón (2) .(*')1. Ibérica de Tecnología Avícola (Ibertec).2. Laboratorio de Parasitología, Facultad de Farmacia, Universidad deSalamanca. El  Ascaridia galli , parásito responsable de la ascaridiasis aviar, es un nematodoque se localiza en el tracto intestinal de diversas especies de aves y seconsidera uno de los vermes más extendidos, tanto en las poblacionessilvestres como domésticas de todo el mundo. Los síntomas y signos de estainfectación, como enteritis, diarrea y perdida de sangre, están asociados con lapresencia de vermes en el tubo digestivo. El descenso del contenido englucógeno y proteínas del músculo -Ramadan y col., 1991- se debe a lacapacidad del parásito para sustraer metabolitos del hospedador. No es deextrañar, por tanto, que se haya descrito un descenso del ritmo de crecimientoy pérdida de peso en las aves infectadas.En nuestra región existían datos de prevalencias del 13 ,5% en gallinas de laprovincia de Salamanca en la década de los años 50 -Simón Vicente, 1956-.Más recientemente, en otras partes de España, se ha constatado que el 2,97%de las palomas de Córdoba estaban infectadas por  A. galli , y el 8,91% por  A.columbae -Martínez-Moreno y col., 1989. Diversos estudios epizootiológicospublicados en años recientes muestran la presencia del parásito en distintaspartes del mundo -Tabla 1 -: en Europa se han observado prevalenciascercanas al 64% -Permin, 1999; Hohenberger, 2000-; en Africa las prevalenciasestimadas oscilan entre el 24 y el 69% -Magwisha y col., 2002; Eshetu y col.,2001; Poulsen y col., 2000; Permin y col., 1997; Mpoame & Agbede, 1995-; enIndia  A. galli es la especie parásita más prevalente en los pavos domésticos,según Yadav y Tandonh -1991-; en Arkansas -EE. UU.- la presencia de  A. galli se observó en el 37,3% y 3,9% de las gallinas de dos explotaciones decompañías dedicadas a la producción de aves para el consumo -Wilson y col.;1994.  La modalidad de mantenimiento en baterías, implantada en muchos paísesdesde hace décadas, hace muy difícil la diseminación de la infección por loque, durante años, esta parasitosis no se han tenido en consideración, dada subaja incidencia en las explotacionesavícolas. La normativa europea actual sobre cría de gallinas ponedoras tiendea que éstas sean mantenidas en condiciones similares a las del suelo-jaulasenriquecidas-; incluso normativas locales de algunos países europeosprohibirán el uso de cualquier tipo de jaula y, en último caso, una crecientetasa de consumidores demanda huevos de gallinas mantenidas en el suelo y alaire libre, con espacio para moverse libremente, eliminando su hacinamiento.Este retorno a la forma de explotación clásica implica un considerableincremento del riesgo de infecciones por agentes cuyas fases infectantes seencuentran en el suelo, como lo demuestran los resultados obtenidos porPermin y col. -I999- en diversos sistemas de explotación; estos autoresobservaron sólo una prevalencia de A. galli del 5% en gallinas mantenidas enbaterías, mientras que en sistemas de cama de paja apreciaron un 41,9%, y enexplotaciones al aire libre un 63,8%. Actualmente se considera a  A. Galli unimportante problema económico en las explotaciones avícolas de todo elmundo –Gauly y col., 2000.Puesto que durante varias décadas el tipo de explotación en baterías hacíamuy difícil la diseminación de la infección, no se han producido avances en eldiagnóstico de esta parasitosis. Su detección rutinaria se realizaexclusivamente identificando los huevos del parásito en las heces de las aves.Esto implica que cuando se tiene conocimiento de la presencia del parásito, losvermes adultos se encuentran localizados en el intestino de las aves y losdaños más importantes ya se han producido o están en curso y, lo que es másimportante desde el punto de vista epizootiológico, ya se está produciendo ladifusión del mismo entre la población de la explotación. Por esta razón, elprimer paso en el control de la ascaridiasis aviar es desarrollar unos métodosde diagnóstico precoz que permitan la detección de la presencia del parásitoantes de que éste sea capaz de reproducirse y extenderse a otras aves sanas.    A lo largo de dos años, en colaboración con la Universidad de Salamanca y elLaboratorio de Patología de IBERTEC hemos realizado diversos estudios con elfin de determinar la situación epizootiológica de la ascaridiasis aviar en nuestraregión, y evaluar la posibilidad de desarrollar un método de diagnósticoinmunológico que permitiera detectar la presencia del parásito en una fasetemprana de la infección. Estudio epizootiológico.- Se llevó a cabo en 7 granjas españolas en las que las gallinas se mantienen enel suelo -tabla 2-. Se analizaron heces frescas individuales recogidas en tresexplotaciones y mezcla de heces de diversas aves en otras cuatro, mediante latécnica de flotación con sulfato de zinc. En las granjas en las que se pudieronrecoger heces individuales se midió la prevalencia y la abundancia de huevosdel parásito, mientras que en aquellas en las que se consiguieron muestras sinindividualizar se evaluó la presencia o ausencia de huevos y su abundancia.  Los resultados del estudio coprológico se muestran en la tabla 3. Se detectaronhuevos de  A. galli en 5 de las 7 explotaciones estudiadas. La mayorabundancia de huevos -> 100/gde heces- se encontró en las gallinas de las explotaciones 4 y 7; en otra granja-la nº 5-, se encontró una abundancia moderada –de 50 a 100 huevos/g deheces-. Las granjas 1 y 2 estaban libres del parásito. En las granjas en las seconsiguieron muestras de heces individuales- números 2, 3 y 6- lasprevalencias aumentaron paralelamente a la edad de las aves. Las gallinas de28 semanas de edad no estaban parasitadas, mientras que las de 29 semanaspresentaron prevalencias del 12% y las de 55 semanas del 25%.Los resultados obtenidos muestran que la infección por  A. galli es frecuente enlas explotaciones avícolas nacionales que se han introducido el mantenimientode las ponedoras en el suelo. Las diferencias de abundancia de huevos entrelas distintas granjas están, probablemente, relacionadas con la densidad depoblación y la frecuencia con que se limpia el suelo en cada una de ellas. Porotra parte, los datos de las explotaciones en las que se analizaron hecesindividuales mostraron niveles de prevalencia menores que los obtenidos enestudios similares realizados en otros países de Europa, lo que podría seratribuido a que el mantenimiento en el suelo es de reciente introducción ennuestras granjas.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks