20-04-11 Limitado el acceso al sistema público de educación superior

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
 25
 
  La reducción de la población estudiantil del sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de unos 65mil el año pasado a unos 54mil este semestre fue un bajón drástico. Más allá de sorprenderse por los números, es preciso indagar a profundidad sobre los individuos a los que se les excluyó de la posibilidad de realizar estudios universitarios.
Related documents
Share
Transcript
  Limitado el acceso al sistema público de educación superior por Alexandra Rodríguez Sierra Laantropóloga cultural Rima Brusi Lamadrid se presentó en elRecinto de Río Piedras de la UPR,  Alexandra Rodríguez Sierra La reducción de la población estudiantil del sistema de laUniversidad de Puerto Rico (UPR) de unos 65mil el año pasado aunos 54mil este semestre fue un bajón drástico. Más allá desorprenderse por los números, es preciso indagar a profundidadsobre los individuos a los que se les excluyó de la posibilidad derealizar estudios universitarios.Con esto en mente la profesora y antropóloga cultural RimaBrusi Lamadrid, adscrita al Recinto Universitario de Mayagüez de  la UPR   dictó el pasado jueves 14 de abril de 2011 en el campusriopedrense la conferencia La Universidad de Puerto Rico:Clase social y acceso a la educación superior     pública con laque buscó problematizar esas estadísticas que dejan a tantosestudiantes en el anonimato.Brusi -junto al equipo del Centro Universitario para el Acceso(CUA)- se ha dedicado durante los últimos dos años al análisis delas relaciones entre extracción de clase y el acceso a laoportunidad educativa, particularmente en el área de laeducación superior pública.Precisamente, como parte del proyecto del CUA se hacentrabajos de investigación y de alcance comunitario con laspoblaciones de los residenciales públicos mayagüezanos.Sin embargo, la falta de datos cualitativos sobre losestudiantes, tanto en los archivos escolares como en elDepartamento de Educación [DE], resulta muy problemático a lahora de precisar los motivos que expliquen las altas tasas dedeserción escolar en las escuelas públicas del país y la pocacantidad de estudiantes que al graduarse de estas ingresan alsistema UPR.“Medimos la deserción de manera bien impersonal, bienabsoluta, bien estimada, y de manera bien burda también. Lamedimos al final del día sencillamente tomando a los que segraduaron en cuarto año y restándolos de la población inicial ycon eso producimos el estimado de deserción escolar en el País. Yo propondría que hay que seguir a los niños individualmente. Ahí está ese buen espacio para evalúo y mejoramiento continuo,seguir a esos niños individualmente e intervenir en el momentoque dejen la escuela,” declaró la antropóloga.A través del trabajo etnográfico, el CUA ha accedido aconocer las particularidades que enfrentan estos niños yauscultar las dinámicas cotidianas que les son comunes e  interfieren de un modo u otro con su desempeño escolástico o susoportunidades de proseguir en el mundo académico.Además, la mayoría de los estudiantes provenientes deresidenciales públicos nacen y se crían en ambientes muyviolentos, en los que prima la tragedia habitual.Según Brusi Lamadrid, esto interfiere con el trabajo escolar,con las relaciones sociales y el universo de la escuela en parte seconstruye en base de estas tragedias cotidianas…esto da quepensar cuando los jovencitos de residencial con quienestrabajamos son acusados de no tener interés académico. Unotiene que preguntarse cuáles son las condiciones en las que unoquiere que se genere ese interés, cuáles son lasresponsabilidades del País en la generación de ese interés”.A esto se añade que, en Puerto Rico prevalecen supuestosculturales respecto a las poblaciones estudiantiles de los sectoreseconómicos marginados; se piensa que estos niños carecen deaspiraciones académicas, que no tienen interés en “superarse” oque no tienen la capacidad. Incluso, según se desprende de lasinvestigaciones realizadas por la profesora Brusi, aún los niñosmás sobresalientes son objeto de estos prejuicios. Poco interés en las escuelas Resulta que en muchas de las escuelas a pesar de que existe unasolicitud de admisión a la UPR para cada uno de los jóvenesgraduandos son pocos los que la reciben.“Esas solicitudes no llegan a manos de todos los niños,alguien por el camino, gente por el camino, toma decisiones conrespecto a que niños merecen recibir solicitudes y cuales nomerecen recibirlas. Cuales están interesados y cuales no lo están“ dijo Brusi.Usualmente las solicitudes se les entregan solamente a loschicos de cursos avanzados dejando rezagados a los de cursos  regulares. También sucede que llegan a noveno grado y muchaescuelas -por “default”- vacían a los muchachos en escuelasvocacionales o dividen a la población estudiantil entre escuelavocacional y escuela preparatoria sin que medie mucho análisis alrespecto.Los muchachos de la vocacional que aspiran a unaeducación universitaria quedan entonces en desventaja, puestoque los currículos vocacionales eliminan cursos preparatorioscomo lo son la ciencia, las matemáticas, el ingles o el españolavanzado, entre otros.La Universidad es también cómplice, puesto que entre elpanorama de alternativas es una entidad casi invisible que sueleestar ausente en los espacios en los que abundan los estudiantesde escasos recursos.Sin embargo, la Universidad de Puerto Rico es una presenciaconstante en el imaginario que los alumnos de escuela privadaposeen sobre su futura educación postgraduada.La explicación a este fenómeno podría relacionarse con losresultados que arrojó un estudio con otro grupo focal -conformadopor universitarios provenientes de escuelas privadas- realizadopor el CUA y Brusi.“Desde octavo y noveno grado están recibiendo todo tipo desolicitud para ingresar en las universidades. Los ayudaban allenar la solicitud, les preguntaban si ya lo habían hecho. Estosmuchachos recibían materiales para construir interés y paraoperacionalizar ese interés en aspiración y en solicitud”, explicóBrusi.Además, contaban con la ventaja de un currículosuficientemente riguroso y sólido como preparación para loscursos universitarios de primer año que según ellos encontraron“bastante fáciles”.
Related Search
Similar documents
View more
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks